27 de noviembre del 2021

Una casona para el arte en Cali

EN LA DÉCADA de los ochenta nació la Fundación Obeso Mejía, que aún encarna el espíritu filantrópico de una de las parejas más recordadas de la Sultana del Valle. La antioqueña Luz Mejía de Obeso y el costarricense nacionalizado colombiano Antonio Obeso de Mendiola vivieron una historia de amor que se prolongó por 73 años –hasta el fallecimiento de él en 2014– y cuyos frutos los percibe, todavía hoy, la sociedad caleña. Uno de los últimos deseos de los Obeso Mejía era que la casona que construyeron juntos en 1947, esa misma en la que vivieron por décadas y que queda a orillas del río Cali, quedara a disposición del ímpetu artístico de esa ciudad, que es inagotable. Pues bien: hoy ese predio, a su vez un Bien de Interés Cultural Municipal, es administrado por el Museo La Tertulia, que lo utiliza como una plataforma de creación en beneficio de la ciudadanía. Y hace pocos meses, la Alcaldía municipal inauguró un puente de hierro sobre el río Cali que conecta al museo con la Casa. Con ello se culminó el deseo ilustre de la pareja ilustre. 

+