21 de septiembre del 2021

arte

QUIZÁ LO más interesante del ensayo ¿Por qué no ha habido grandes mujeres artistas?, publicado por Linda Nochlin en 1971, es que cuestiona varias preconcepciones que subyacen en ese interrogante: ¿No “ha habido”? ¿Qué quiere decir “grandes”? ¿Quién formula la pregunta y por qué? En el texto, estas primeras reflexiones dan paso a la respuesta que –a la ‘viciada’ pregunta– propone la norteamericana.
Reflejos, Boreales, y Destellos Fugaces, son las tres obras que Patricia Lezaca de Pérez, reconocida artista colombiana, ha puesto a disposición del público interesado en participar de la subasta organizada por The Society of Bogotá, quienes tienen puesta todas sus expectativas en el único evento que han podido realizar durante el 2020 para recaudar fondos que les permitan cumplir con su objetivo: apoyar familias y niños en condiciones precarias y, por supuesto, en situación de vulnerabilidad debido a la pandemia.
Para conmemorar 500 años de la muerte del maestro del gran humanista, Leonardo Da Vinci, un ambicioso proyecto explora la obra pictórica atribuida al maestro y es analizada por curadores y expertos, en alta resolución y con detalles que una visita a un museo no permitiría. Todos los cuadros de Da Vinci, entre ellos la Mona Lisa, La virgen de las rocas y La dama del armiño, protagonizan esta retrospectiva única, en la que sus pinceladas vuelven a la vida.
 
 
Con el ánimo de generar una plataforma con el mayor reconocimiento posible dentro de la escena del arte nacional, las directivas de La Tertulia –primer museo de arte moderno y con la colección de obras en soporte de papel más importante del país, situado en Cali–,  invitaron a un destacado panel de 5 expertos para nominar a un artista con la trayectoria suficiente y las capacidades para proponer un proyecto para el premio: la directora de la revista ArtNexus, Celia Sredni de Birbragher; la directora del Museo
En 2004, la Cámara de Comercio de Bogotá quiso responder a una oportunidad: se percibía, en el universo empresarial, un creciente interés por las industrias culturales y creativas del país. Fue así como se creó una feria de arte anual que hoy –15 años después– no solamente es la más grande e influyente vitrina para arte plástico nacional, sino que también es uno de los espacios más dinámicos en el nicho del comercio de obras en Latinoamérica. 
 
BARCÚ – Bogotá, Arte y Cultura, es un circuito artístico compuesto por territorios que nacieron del diálogo entre el arte, la cultura, el barrio, la ciudad y el mundo. Así mismo, se ha consolidado como una feria de arte, un festival y una plataforma para impulsar el talento colombiano más destacado. Durante su existencia, el festival se ha convertido en un generador de experiencias artísticas y culturales para más de 30 mil visitantes que recorrerán el histórico barrio de La Candelaria, en pleno corazón histórico de Bogotá.

Dirigido por Valeria Parisi, escrito por Sabina Fedeli y narrado por el ganador del Oscar, Jeremy Irons, el legendario Museo del Prado: una colección de maravillas se traslada por primera vez en su historia a la pantalla grande, gracias a una producción de Nexo Digital con testimonios de curadores, historiadores y expertos del arte universal.

Rastreando una historia de vida que se ha convertido en legendaria y un estilo de pintura exquisitamente esencial, esta película guía al espectador hacia los lugares que Gauguin eligió como su hogar, además de los museos estadounidenses que guardan sus mejores obras maestras: el Museo Metropolitano de Nueva York, el Instituto de Arte de Chicago, la Galería Nacional de Arte de Washington y el Museo de Bellas Artes de Boston. Con la participación de reconocidos historiadores, curadores, escritores y restauradores de arte, expertos en la obra de Gauguin.

 

En la exposición en la que se basa esta película, realizada en el Museo Van Gogh de Ámsterdam el año pasado, se puede ver por qué, aunque Van Gogh nunca lo visitó, Japón fue el país que tuvo la mayor influencia sobre su arte. El artista creó su propia imagen de la cultura asiática gracias a las impresiones japonesas que coleccionó con entusiasmo y estudió de cerca. Las imágenes coloridas y exóticas lo inspiraron creando un 'ojo japonés' que cambió el rumbo de su trabajo.