Whisky

 

 

Hay profesionales que inspiran respeto por los triunfos que han anotado en su currículo. Los hay admirados por sus títulos, cargos o estilos de liderazgo. Pero cuando, además, se trata de mujeres que por un lado son la columna vertebral del hogar y, por el otro, eficientes y creativas ejecutivas, hay que quitarse el sombrero. Y no es para menos, pues, sin demeritar el esfuerzo de los demás, su reto es doble.