historia

 

En 1986 yo vivía perfectamente enamorada de la vida. Daba gracias por cada nuevo amanecer que me permitía experimentar lo bueno y lo no tan bueno. Para mí fue un año de gran creación. A nivel personal, tenía lugar la consolidación de mi familia, y a nivel empresarial la de una fuerza que, unida, nos iba a llevar a donde estamos hoy en día. Porque así crecimos: unidos en esfuerzo, en trabajo y en propósito.

 

 

La década de los 80 será recordada por sus excesos de energía en la música, el cine y, desde luego, en la moda. Para nuestro país fue una de las más violentas décadas de su historia.

 

Se tiene planeado que una de las cintas que reciban al público colombiano tras la reapertura de los cines sea esta, basada en el libro homónimo de Héctor Abad Faciolince. Este drama narra la vida de Héctor Abad Gómez, padre del autor y destacado activista por los derechos humanos en la Medellín polarizada y violenta de los años 70.

EL AÑO 1941 marcó el comienzo de una nueva etapa de la investigación antropológica y arqueológica en nuestro país. Entonces, durante el gobierno liberal de Eduardo Santos (1938-1942), se fundó el Instituto Etnológico Nacional (IEN). Este fue el fruto de las actividades realizadas durante los años treinta, por pioneros como Gregorio Hernández de Alba (1904 - 1973), en el Departamento de Extensión Cultural y Bellas Artes del Ministerio de Educación Nacional.

[1] Ricardo Moros Urbina (1865-1942)
Piedra simbólica de los chibchas, donación del
Doctor M. Ancízar

1886, grabado, Nueva guía descriptiva del Museo
Nacional
© Aura Reyes

La conformación de colecciones biológicas podría verse como una labor exótica de personas alejadas de los aspectos más importantes de la vida. Sin embargo, si eso fuera así, ¿por qué durante más de cinco siglos las potencias han patrocinado expediciones científicas que documentan y coleccionan especies? Sus razones abarcan la identificación de nuevos recursos económicos, el posicionamiento político, y por supuesto, la contribución a la construcción de nuestra percepción del mundo.

"Nació en Concepción, Antioquia, el 8 de septiembre de 1799 y murió en El Santuario el 17 de octubre de 1829. Hijo de una familia humilde asentada en Rionegro; su padre deseaba que fuera comerciante. Educado en las primeras letras por Manuel Bravo Daza, decidió seguir la carrera de las armas".
 

A pesar de ser la historia un componente imprescindible para la educación de la humanidad, pues tal como lo dijo el militar y estadista francés Napoleón Bonaparte: "Quién no conoce su historia, está condenado a repetirla", generación tras generación esta teoría parece desdibujarse.