27 de noviembre del 2021

colombia

Sin los objetos las sociedades no podrían alimentarse, comunicarse, entretenerse, expresar sus impulsos creativos, etc. Si bien generalmente hacen parte de la escenografía de nuestra existencia sin que les prestemos necesariamente mucha atención, la importancia de algunos de ellos se evidencia en situaciones particulares. Solo imaginemos tratar de clavar una puntilla sin un martillo o el desasosiego experimentado al constatar que dejamos el celular en casa.

NO CONOCÍA el cine. Nunca se había parado frente a una cámara. Aun así, Antonio Bolívar estuvo a punto de ganar un Óscar al encarnar a Karamakate, un poderoso chamán que guio al etnobotánico
EN EL imaginario colectivo que ha creado el cine a lo largo de su historia, asociamos la figura del vaquero con aquel hombre que, montado en su caballo, recorre unas llanuras inmensas. Su figura se ve a lo lejos, cerca del ocaso, con un sol que, como telón de fondo, brilla con fulgor. Jinete y caballo avanzan desafiantes hacia una cita, como en el viejo western. A la hora señalada, deberán saldar una deuda o cobrar venganza.

Además de los episodios que dieron notoriedad a la isla durante las expediciones  de Pizarro y Almagro en el Pacífico, su nombre volvió a estar en primer plano en el siglo XVII, cuando fue usado para designar un poblado costero creado por españoles: la ciudad - puerto de Santa Bárbara de la Isla del Gallo, fundada en 1631. 

 

  • ¿Cómo vive el confinamiento?
  • ¿Qué diferencias hay entre Maía y Mónica Andrea?

MARÍA ELVIRA Pombo llevaba un buen tiempo sentada en una librería en espera de que algo pasara. Había pensado: “si ustedes verdaderamente existen, quiero que me caiga un libro en las piernas”. María Elvira, la administradora de empresas, la que había conseguido trabajar en la multinacional financiera de sus sueños, la analítica, estaba poniendo a prueba a los ángeles, a sus ángeles.