cine

Cuando se encuentra en su hogar, revisando los trabajos de sus estudiantes, expresa su recurrente decepción acerca de la pobreza narrativa que encuentra en cada uno de los manuscritos. Quien escucha sus quejas es Jeanne, su esposa, una mujer madura y sensual que se dedica al arte. Pero cuando Germain se detiene a analizar la tarea de Claude, uno de los alumnos, se siente intrigado por la calidad de la escritura.

Frente a la facultad de Derecho Penal de una universidad bonaerense yace el cuerpo sin vida de una mujer.

Durante todo el mes
Domo del Planetario de Bogotá
Calle 26b Nº5–93, entre la Plaza de Toros y el Parque de la Independencia. Tel.: 2814150 y 3795750 ext.: 459.
Precio de boletería: adultos $6.000, niños $5.000.

La ciudad es conocida por sus pandillas. La mayoría tiene como integrantes a mexicanos ilegales que deciden tomar la vía fácil para sostenerse en Estados Unidos: casi inevitablemente engrosan las filas del narcotráfico. En ese ambiente, la Policía de Los Ángeles debe cada día dar duras batallas con la temeraria consigna de “Vigila tu espalda, cada turno puede ser el último”.

“Antes de nacer ya estaba aburrido”:

Esa es la primera frase de las memorias que acaba de publicar Carlos José Mayolo Velasco, el cineasta caleño pionero en el arte del documental, del cineclubismo, de los filmes de ficción, de la inserción del cine en la televisión y del robo de una caja de botellas de whisky Usher´s, a los 16 años, de la rectoría de un colegio en Bogotá.

La edición 85 de los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas tiene en esta versión nueve cintas nominadas a mejor película del año. En buena parte de ellas se identifica un marcado toque nacionalista estadounidenses. Están, cómo no, la cuota de cine independiente, la representación extranjera y la presencia de uno de los géneros amados a lo largo de la historia de los Oscar: el musical.

Tuvieron que pasar algo más de cinco años para que el encuentro del escritor y cronista Juan Fernando Andrade con su buen amigo, el director Sebastián Cordero, diera frutos. Andrade quedó encantado con una historia que parecía sacada de un libro de ficción y que lo llevó a acercarse a El Matal (una playa ecuatoriana), aquel lugar al que un día llegaron unas cargas muy extrañas que terminaron siendo la bendición y la maldición de la población. 

En la convulsionada historia de finales del siglo XIX, en los Estados Unidos de América un hombre comenzó a forjarse una visión y una personalidad de trabajador comprometido con su nación, consciente de las difíciles condiciones de los esclavos negros de la época.

Lo plantea en un tono algo romántico con tintes de comedia a través de los sentimientos y las emociones de los personajes.