18 de octubre del 2021

Patatas bravas españolas

Hace 8.000 años, en el lago Titicaca, en la frontera entre Bolivia y Perú, se encontró evidencia de lo que se considera el primer intento de domesticación de la planta, la cual fue muy aprovechada por las civilizaciones andinas por su capacidad de resistir heladas y alturas hasta de 4.300 metros sobre el nivel del mar. No somos conocidos por nuestras papas sino por el maíz, lo reconozco, esto es gracias al Imperio inca que se llegó a extender desde lo que hoy es Argentina hasta Colombia.