Pacífico

 

Dicen ustedes que Bejuco no solo es música, sino también una terapia de resiliencia. ¿Cómo es eso?
La música, y en general las expresiones artísticas, son un refugio en el que descansamos de las situaciones que vivimos. A través de ella nos curamos, lo cual es supremamente necesario en un entorno social como el tumaqueño, que es muy complejo: el Pacífico sur colombiano es una de las zonas con más desafíos de orden público en el país. Además de ser un estilo de vida, la música ofrece innumerables posibilidades de crecimiento y desarrollo personal.

SON DOCE los hombres encargados de este acto en el que la magia cobra vida. En la garganta de William Angulo, por ejemplo, retumban los cantares que el Pacífico le entrega al mundo. La poesía se vuelve música en las letras de Begner Vázquez, a la vez que Etiel Alegría hace que retumbe un bombo disciplinado. Pablo Mancilla, el ‘rey del cununo’, lleva el golpe de la melodía, a la vez que las manos de Enrique Riascos le ‘sacan’ romanticismo a la marimba. Julio Mancilla hace que la batería cante, mientras que el teclado de Carlos Galvez apela a la calma.

Recetas Antonuela Ariza y Eduardo Martínez

 

Sopa de ortiga

 

Para 4 personas.

 

300 gr de hojas de ortiga
2.5 litros de agua
600 gr de papa criolla, pelada y partida
100 gr de leche de coco

Jueves 31 de octubre
9 p.m.
Royal Center
Carrera 13 # 66 – 88
Bogotá 
Venta de boletería: En los restaurantes La Hamburguesería 
Preventa 1: $ 40.000 
Preventa 2: $ 50.000
Preventa 3: $ 60.000
Noche del evento: $70.000