28 de octubre del 2021
FOTO PRENSA THE MILLS
22 de Septiembre de 2021
Por:
Catalina Uribe Tarazona


The Mills, una de las bandas más reconocidas del género en Colombia, versiona un clásico vallenato en su más reciente EP. Hablamos con Bako, el vocalista de la agrupación.


TAGS: Colombia, Música

"Puede ser que el rock como lo conocemos vaya a desaparecer"


La cultura musical más consolidada en Colombia es la de la cumbia y otros ritmos latinos. ¿Cómo ha sido explorar su género en un país con un alma tan tropical?

No ha sido fácil. Nosotros entendemos que no hacemos el género más popular, pero hemos tenido la bendición de que a la gente le gusta mucho nuestra música. Y nuestro público se identifica mucho con las letras, muchísimo; yo creo que eso es lo que nos ha permitido sobrevivir tanto tiempo en un país tan difícil para el rock como lo es Colombia.

¿Con qué otro género o elemento querrían experimentar para irse renovando?
Si te soy honesto, con cualquiera. Precisamente, en este momento estamos orientados a explorar sonidos. Y siento que en un futuro los artistas no vamos a ser artistas de rock, artistas de pop o artistas de reguetón,  sino artistas y ya: nos podremos mover por cualquier estilo sin que tengan que encasillarnos en uno.

Al menos a mí me gustaría que eso sucediera. Nosotros estamos buscando un nuevo sonido y Olvidarte, nuestro reciente EP, nos dio un camino. Teniendo en cuenta esas pistas, ahora estamos componiendo nueva música y explorando terrenos donde antes ni nos habíamos atrevido a caminar. Eso sí, manteniendo siempre la esencia de The Mills.

¿Rock en español o rock en inglés?
Es una gran pregunta. Yo siento que el rock se inventó para ser hecho en inglés, de esa forma fluye. Sin embargo, Soda, Calamaro, Molotov y Café Tacvba, entre otros, han logrado mostrarnos lo lindo que suena el rock en español y, por eso, creo que ya funciona en ambas lenguas. Por nuestro lado, siento que The Mills también ha logrado poner su granito de arena en hacer que el rock en español, y el rock colombiano en español, sea más identificable y se escuche más.


¿Cómo sienten que está el género en Colombia en este momento?
Está pasando por un momento muy duro porque no hay tantos escenarios. Cuando The Mills inició había muchos: teníamos pubs, bares y tarimas en donde podíamos tocar. Nada más en Bogotá ponle que había ocho tarimas, en Cali había cinco, en Medellín había seis, entonces podías tocar mucho. Hoy, no hay nada de tarimas para que las bandas toquen. Y es que hay algo que es clave recordar: el rock nace en vivo, se da a conocer en vivo, tú te enamoras de él en vivo. Se necesitan tarimas.


¿Llegará el día en que el rock va a desaparecer?
Creo que como lo conocemos, sí. La idea es ir evolucionando: cada vez aparecerán más pelados que seguramente van a presentar nuevas cosas que la gente pueda que vaya a catalogar como rock, pero que serán diferentes al rock. Suena a cliché, pero esto es más una personalidad que cualquier otra cosa.

¿Cuál es la sensación de volver a escena?
Es una sensación de infinita alegría, emoción y pasión, lo necesitábamos. Como te decía antes, las bandas de rock, en su mayoría, están hechas para desarrollarse en las presentaciones en vivo y a nosotros nos hacía muchísima falta hacerlo. Lo nuestro es el público, la emoción, la adrenalina, todo lo que se siente estando ahí en escena. Volver a experimentar eso nos tiene muy emocionados. 


¿Disfrutaron los shows virtuales o nada como la presencialidad?
Nada como la presencialidad. Hay que ser agradecidos y tener shows virtuales fue una bendición, eso fue maravilloso. Pero no hay nada como tener al público en frente, nada se le parece a sentir ese mood.


Volver a empezar es el nombre de la gira con la cual van a promocionar su nuevo EP, Olvidarte. ¡Suena a renovación! ¿Con qué novedades se va a encontrar el público?

Así es, venimos con un nuevo show. Cualquier persona que haya visto The Mills antes, no ha visto este show jamás: con estos arreglos y estas cinco canciones nuevas se van a encontrar con un momento completamente diferente.

En el disco hay una versión de Señora, un clásico del vallenato que ustedes convirtieron en un producto totalmente The Mills. ¿Cómo fue el proceso creativo?
No fue fácil, para nada. Nos pusieron el reto de buscar un himno colombiano, una canción que las personas identificaran de inmediato. Me acuerdo que, en un chat de The Mills, creo que fue Cadavid el que dijo que porque no hacíamos la de “un verso bien sutil y dirigido...”. Ni siquiera sabíamos que la canción se llamaba Señora, pero ahí mismo todos dijimos que sí. Cuando llegamos al estudio a hacer esta canción, que es un poema, fue todo un reto porque nunca repite la letra y es difícil saber cuál es el coro. Nos demoramos todo un día en el estudio tratando de encontrar el camino. De hecho, por eso tuvimos que modificar un poquito la melodía de la voz porque si no, no la sacábamos del vallenato. Fue un reto duro, pero amamos el resultado. Cuando empezamos a tocar la canción la gente se demora en entender cuál es y me encanta verles las caras cuando se dan cuenta de que es el vallenato.

¿Qué ciudades siguen después de Bogotá?

Vamos a ir a Cali, Pasto, Ibagué, Yopal y Bucaramanga. 


 *Artículo publicado en septiembre de 2021.