Fotografías | Camilo Devis
28 de Abril de 2017
Por:
Alejandro Cuéllar

La mayoría llegamos de vacaciones con un par de kilos de más y a medida que pasan los años es más difícil recuperar nuestro peso ideal. Nuestro metabolismo se va desacelerando; después de los cuarenta, cada 10 años nuestro índice metabólico en reposo disminuye en un 5 por ciento, lo cual quiere decir que tendríamos que comer un 5 por ciento menos de calorías al día para mantenernos igual que hace una década.

Delicioso y light

Una de las mejores formas de contrarrestar este efecto es adaptando nuestras dietas. Si tenemos en cuenta que la disminución no es tan rápida, los cambios pueden ser muy pequeños sin afectarnos drásticamente.

Los primero que se le viene a uno a la cabeza cuando piensa en light son los productos que encontramos en el supermercado. El consejo que les puedo transmitir es que “dietético” en una etiqueta no es sinónimo de light. Lo dietético puede o no tener menos calorías. Por lo menos en nuestro continente, para poder denominar un producto como light debe cumplir con alguno o varios de los siguientes requisitos:

· Valor calórico reducido
· Bajo en calorías
· Bajo en contenido de azúcares
· Reducido contenido graso
· Bajo contenido en sodio.

Nosotros podemos contribuir a una buena dieta con nuestra forma de cocinar y de consumir los alimentos, así: usar harinas integrales, cocinar con aceite de oliva y no con mantequilla, fritar menos, hornear y cocinar al vapor más, usar menos sal y más condimentos para reemplazarla. Si comemos comida picante, comemos menos; reemplazarcarbohidratos con otra cosa (puré de papa por puré de zanahoria, arvejas, garbanzo, plátano, etc.), usar edulcorantes como la stevia; escoger productos cárnicos con menor grasa, cambiar las chatas por lomo, cocinar el pollo sin piel y usar más pavo, avestruz, conejo y, sobre todo, pescado. Deja de tomar gaseosas y jugos envasados. Mejora tu metabolismo tomando té verde y consume frutas en vez de paquetes.

TIP: Olga Sofía Pérez, del blog www.olgasofiaperez.com nos recomienda que apenas nos levantemos, nos tomemos una taza de agua caliente con limón para desintoxicar el organismo, lo que también mejora la digestión.

Debemos tener en cuenta que lo light no adelgaza, una mayonesa light sigue teniendo un alto contenido calórico, simplemente es una buena forma de cuidarnos.

Hoy les quise mostrar un plato que normalmente hago con mantequilla, papas y tocineta, y que adapté a nuestro nuevo estilo de vida, una receta con muy bajo contenido calórico y muy buena alternativa para desintoxicarnos después de estas tan merecidas vacaciones. 

Mandala de pepino europeo con palmitos del putumayo y caviar

 

Ingredientes para 4 personas

2 pepinos cohombros
1 frasco pequeño de caviar
1 frasco de palmitos
2 tajadas de pan negro o integral
1 tarro de queso crema
1 atado de eneldo
Vinagre blanco
Aceite de oliva extra virgen
Sal y pimienta

Preparación:

Empezamos cortando los pepinos en rodajas muy delgadas, ideal usar una mandolina. Luego colocamos las rodajas en un plato con forma de una espiral, comenzando con la parte externa. Sazonamos con unas gotas de vinagre y sal. Cortamos el pan en cubos pequeños y los palmitos en rodajas.

Disponemos todos los ingredientes sobre el espiral a un centímetro de distancia uno del otro para que en cada bocado salgan dos o más ingredientes, para el caviar y el queso crema usamos la punta de una cuchara. Salpimentamos y terminamos con aceite de oliva.

Salmón aromatizado con tomillo y limón con puré de garbanzos y habichuelines picantes

 

 

Ingredientes para 4 personas

800 gr de salmón
1 atado de tomillo
2 limones
1 lata de garbanzos
1 cucharada de curry en polvo
1 cucharada de chile seco
1 diente de ajo
1 cucharadita de aceite de ajonjolí
1 chile rojo
50 gr de almendras tostadas
Sal y pimienta
Aceite de oliva extra virgen

Preparación:

Primero rallamos la cáscara de los limones sin la parte blanca, picamos tomillo y se lo untamos al salmón con unas gotas de aceite de oliva y pimienta, reservamos en nevera.

Para el puré, escurrimos los garbanzos en lata o podemos usar unos que cocinemos nosotros mismos dejándolos toda una noche en remojo e hirviéndolos durante 50 minutos con una cucharadita de bicarbonato de sodio. Para emergencias los de lata están bien. Los metemos en una olla con muy poca agua, el diente de ajo, el curry en polvo y una ramita de laurel, calentamos, retiramos el laurel y licuamos con el zumo de los limones y el aceite de ajonjolí. Tratamos de usar la menor cantidad de líquido para que quede con consistencia espesa; usar poca sal.

En una olla pequeña ponemos el chile con aceite de oliva y calentamos hasta que se tiña el aceite, reservamos y filtramos ya frío.

Cortamos el chile en rodajas y picamos las almendras; en una parrilla con muy poco aceite de oliva ponemos los habichuelines hasta que se marquen, los retiramos y mezclamos con las almendras y los chiles.

Le quitamos el exceso de hierbas al salmón, y lo cocinamos a fuego medio en una sartén poniéndolo primero por el lado de la piel con muy poco aceite. Una vez la piel esté crocante, agregamos muy poca sal y le damos la vuelta marcándolo por el otro lado.

Para acomodar en el plato, ponemos una cucharada del puré caliente en un lado y lo alargamos con la punta de la cuchara en forma de gota, ahí ponemos el salmón con los habichuelines arriba. Terminamos con unas gotas del aceite picante.

Jugo Detox para principio de año

 

 

Ingredientes para 4 personas

1 pepino
2 manzana verde
2 pera
1 rama de apio
8 hojas de espinaca
4 ramas de yerbabuena
1 raíz pequeña de jengibre
4 limones

Preparación:

Le quitamos el centro a las peras y a las manzanas, las licuamos con dos vasos de agua, el zumo de los limones, el apio, el pepino pelado y la raíz de jengibre pelada. Filtramos bien, juagamos el vaso de la licuadora y devolvemos el jugo al vaso para volver a licuar con la espinaca, la yerbabuena y bastante hielo. Si se quiere más dulce, agregamos stevia.

Tip: La mejor forma de pelar una raíz de jengibre es sumergirla en agua fría 15 minutos, para que se ampolle la piel, y luego rasparla con una cuchara.