17 de octubre del 2021
Ensalada de sandía y Langosta con vinagreta de coco y jengibre. Fotografías Camilo Devis
19 de Marzo de 2014
Por:

En los setentas los antropólogos George Murdock y Catarina Provost estudiaron 185 culturas diferentes y encontraron que en el 97.8 % las mujeres eran predominantemente responsables de cocinar. Pero en esta sección todos somos amantes de la cocina por igual, eso lo sabemos, pero esta edición está dedicada exclusivamente a consentir a la mujer, darles los ingredientes que más les gustan, ofrecerles platos exóticos que solo realcen su belleza y que les demuestren cuan importantes son en nuestras vidas a través de nuestra cocina, cocina únicamente de ellos para ellas. Y para ponernos en contexto, vamos a hablar paralelamente del rol que jugo tanto la cocina como la mujer en el desarrollo del ser humano, ya que sin ellas dos, créanlo o no, seguiríamos siendo monos.

Cocina de ellos para ellas

En el 2009 Richard Wrangham escribió el libro: “Prenderse fuego: como cocinar nos hizo humanos” en el cual expone como el acto de cocinar tuvo una influencia económica, social, sexual y hasta anatómico. Aunque todo lo que plantea es teórico tiene muchas ideas que valen la pena mencionar.

Hablando de nuestra apariencia física le atribuye a comer alimentos cocidos la disminución en nuestro tamaño de labios, boca, molares y mandíbula con todos sus respectivos músculos, explica como una papa cocida necesita un diente de 56 a 81% más pequeño que una cruda. Tenemos un estomago un 97% más pequeño que otros primates, ya que sus dietas tienen un contenido de fibra de hasta 30%, nosotros entre 5 y 10%. Aunque cocinar sacrifica algunas vitaminas y algunos compuestos dañinos, la cocción reduce en un 12,7% el esfuerzo que requiere digerir. Según lo anterior Wrangham atribuye estos y otros ahorros de energía al crecimiento de nuestro cerebro.


790.000 a 400.000 años antes de Cristo

 

Antes de evolucionar solíamos comer como los monos, se recolectaba alimento y cada uno comía solo, masticando durante horas luchando contra las fibras naturales de los alimentos, un acto sin mayor trascendencia social. El principal valor de la mujer era fisiológico al igual que el de la alimentación. Al descubrir el fuego el ser humano logra crear comidas que permiten ser poseídas, guardadas, intercambiadas o robadas, esta posibilidad de hurto especula el autor, uno de los primeros motivos del surgimiento del vínculo de pareja y roles sexuales, ya que cocinar requiere tiempo, en el cual no se podría vigilar las posesiones, al formar una pareja el hombre provee alimento y protección. Es este vínculo de pareja el que hoy, miles de años después, vamos a celebrar cocinando para ellas.

En estas sociedades la mujer se vuelve algo fundamental socialmente, algo sin lo que el hombre puede vivir y no solo por reproducción como antes del fuego. El hombre que no tiene mujer no tiene hogar, es objeto de burla, se vuelven un compañero esencial a nivel económico, sin mujer no puede cazar ya que no tiene quien le cocine, nadie quien le construya y cuide una casa, nadie quien le recolecte verdura, raíces y frutas. Como verán no es un tema sexual como lo solía ser y como lo volvió a ser más adelante, en las sociedades cazadores-recolectores empiezan a ser bien tratadas, con un gran estatus y autonomía, todo esto gracias a la cocina expone Wrangham

Darwin creía que el arte de hacer fuego es seguramente el mayor descubrimiento del ser humano, aparte del lenguaje. Para ver los resultados de una dieta cruda Richard Wrangham  repaso varios estudios realizados sobre el tema, por ejemplo el “Evo Diet Experiment” realizado en el 2006 en el zoológico Paignton de Londres en el que nueve voluntarios pasaron 12 días alimentándose como primates. Los resultados fueron una gran mejora en el colesterol y la tensión arterial, lo cual es bueno, y una alarmante pérdida de peso, al punto en el que la mitad de las mujeres dejaron de menstruar lo cual no les permitiría tener hijos. En estos experimentos ningún participante hizo ejercicio, demostrando que en condiciones naturales, en las cuales tendrían que cazar, caminar largas distancias y defenderse la dieta seria claramente insuficiente. Así que vamos a cocinar:

 

Ensalada de sandía y Langosta con vinagreta de coco y jengibre

 

Ingredientes para 4 persona

 

¼ de Sandia
2 colas de langosta de 300 gr
1 Lata de leche de coco
1 Raíz de jengibre
1 Atado de Toronjil
1 Atado de cilantro
2 Limones
1 Atado de apio
1 gotas de Aceite de ajonjolí

 

Procedimiento:

 

 

En una olla ponemos 2 litros de agua y una rama de cilantro cortada en cubos irregulares, agregamos una cucharada de sal y llevamos a ebullición, una vez hierva agregamos las colas de langosta por 10 minutos, las retiramos y sumergimos en una recipiente con agua y hielo. Una vez frías retiramos la carne y cortamos a la mitad a lo largo.

Cortamos la sandía del largo y ancho de las colas, les agregamos unas 4 gotas del aceite de ajonjolí y ponemos sobre una toalla absorbente.

En otra olla agregamos la leche de coco con el jengibre cortado en rodajas, unas ramas de toronjil y cilantro. Cocinamos hasta que reduzca su volumen a la mitad, retiramos, filtramos y enfriamos. Terminamos con el zumo de un limón.

Reservamos las hojas centrales del apio.

Ponemos en el centro del plato disponemos el rectángulo de sandía, salpimentamos,  encima media cola de langosta ya sea entera o cortada en cubos, sazonamos con unas gotas de limón sal y pimienta, aromatizamos con unas hojas de cilantro y de apio y terminamos con nuestra vinagreta de coco.


Fondue de chocolate

 

Ingredientes para 4 personas
1 manzana roja
1 manzana verde
1 banano
8 fresas
½ libra de uchuvas
250 gr de chocolate amargo
200 ml de crema de leche
200 ml de leche
Esencia de vainilla o algún licor (ron, licor de naranja, whiski, etc)

 

 

 

Procedimiento:

 

Cortamos las frutas en tamaños de bocados a nuestro gusto (podemos dejar algunas completas)

Picamos el chocolate y lo reservamos en un recipiente redondo. Calentamos la leche y la crema en una olla hasta que hiervan, reservamos dos minutos y le agregamos la mitad al chocolate dejándolo reposar un minuto, revolvemos con un alambre para batir o batidor hasta que funda, agregamos el resto de la mezcla caliente de a mitades asegurándonos de que quede bien mezclado. Terminamos con un chorrito de la esencia o el licor.

Este chocolate se puede servir caliente o tibio, si lo vamos a calentar es importante hacerlo a baño de maría, esto quiere decir sobre otro olla más grande llena de agua. Es crucial que el agua nunca entre en contacto con el chocolate.

 

 

Rose B-612

 

 Ingredientes para 4 personas
1 Libra de fresas
150 gr de azúcar
60 ml de agua de rosas
60 ml de vermut
½ Botella de Vodka Ciroc
4 Rosas mosquetas secas

 

 

 

Procedimiento:

 

Para empezar aclaro que 1 onza es igual a 29,57ml lo tomaremos como 30ml para la receta

Comenzamos lavando y cortando las fresas en 4 sin secarlas, las reservamos en un recipiente con el azúcar por 10 minutos, metemos en el microondas hasta que se forme un almíbar de color rojo intenso. Reservamos.

Llenamos 4 copas cocktail (la misma del Martini) con hielo para que se enfríen.

Para cada coctel llenamos un vaso coctelero con abundante hielo y:

2 oz de vodka ciroc
1 oz de almíbar de fresa
½ oz de vermut seco
½ oz de agua de rosas

Servimos en la copa decorando con una rodaja de fresa y pétalos de rosas mosquetas trituradas o una rosa completa.

Tip: Usamos este vodka porque esta destilado de uvas de la más alta calidad que le transfieren aromas característicos muy refrescantes.