06 de octubre del 2022
Este será un lugar propicio para el trabajo de  las artes y oficios tradicionales, tales como:  orfebrería, carpintería, escultura en cerámica  y mármol, pero también para el diseño  gráfico, de software y de videojuegos. Foto: FUGA.
Este será un lugar propicio para el trabajo de las artes y oficios tradicionales, tales como: orfebrería, carpintería, escultura en cerámica y mármol, pero también para el diseño gráfico, de software y de videojuegos. Foto: FUGA
21 de Septiembre de 2022
Por:
Arantxa Díaz Aguirre

Desde hace seis años, este sector de Bogotá experimenta una transformación en la que el arte es el eje fundamental. Una vez finalicen las obras proyectadas, el centro capitalino tendrá un distrito creativo tal como los de Londres y Lisboa. Fotos cortesía Fundación Gilberto Alzate Avendaño (FUGA)

El renacer del Bronx

El 28 de mayo de 2016, la Alcaldía Mayor de Bogotá, liderada por Enrique Peñalosa, realizó la más grande intervención a un puñado de calles que, durante casi una década, fueron testigos del narcotráfico, la indigencia, la drogadicción y los crímenes más atroces que se pueden cometer.

La Caldera del Diablo, La L y El Horno, entonces templos del horror, desaparecieron junto con sus edificios contiguos, todos ellos ubicados en la localidad de Los Mártires, a pocos metros de la Casa de Nariño. Se derrumbaron casi por completo para convertirse en los escombros de un pasado que no se quiere repetir.

Aún sin tener muy claro el uso que la administración distrital le podía dar a este lugar, en 2017 se contempló la creación de un distrito creativo —es decir, uno de esos sectores urbanos dedicados al arte, creados en lugares no convencionales como parqueaderos y edificios abandonados— teniendo como referencia los ya existentes en Francia, Reino Unido y Portugal.

Llegada la administración actual, esta dio un paso adelante y le asignó a la Fundación Gilberto Alzate Avendaño (FUGA) la tarea de gestionar el proyecto bautizado como Bronx Distrito Creativo y, con ello, transformar la oscuridad que alguna vez allí fue la norma en luz en creatividad y, sobre todo, colectividad.

Con este compromiso, dicha entidad dialogó con artistas, artesanos y otros gremios culturales para entender las necesidades de cada población e imaginar cómo serían los espacios de cocreación y exhibición dentro del proyecto. Paralelamente, la Empresa de Renovación Urbana (ERU) descifraba a quién le pertenecían esos edificios y propiedades antes invadidas, un proceso que, aunque lleno de obstáculos, permitió la adquisición total de los predios de la zona.


En el Bronx Distrito Creativo se han realizado 75 actividades desde su apertura, entre talleres, visitas comunitarias, conciertos y exposiciones.

Renacer para crecer

La FUGA define este proyecto como “una de las grandes apuestas de Bogotá por la cultura, la creatividad, el emprendimiento, la memoria y la inclusión”. Apuesta que pronto rindió frutos: en enero de 2018 se realizó el primer evento musical gratuito en el lugar, en el marco del Festival Centro. Allí se sintió la magia por primera vez: los 3.600 asistentes disfrutaron, en armonía, de un concierto con el cual la FUGA entendió el potencial del espacio para la difusión cultural en Bogotá.

“En la medida en que hemos hecho eventos parece que la energía pesada de este lugar se hubiera limpiado”, compartió la directora de la FUGA, Margarita Díaz Casas. “Estas actividades nos permitieron poner a la ciudadanía a hablar del Bronx como un espacio de cultura y resiliencia”.

Desfiles de moda, presentaciones de la Filarmónica de Bogotá, conciertos de rock, rap, música folclórica y salsa; talleres de formación, visitas comunitarias, intervenciones artísticas, murales y hasta grabaciones de videoclips y películas se han dado en el Bronx Distrito Creativo.

Asimismo, a través de su “colaboratorio” de creación y memoria conocido como ‘La esquina redonda’, se han recuperado relatos locales y se ha reconocido la historia de esta zona del centro de la ciudad. Actualmente, el sector se prepara para la ejecución de proyectos de infraestructura que van desde la construcción de una nueva sede de la Alcaldía de Los Mártires hasta la de áreas ideales para el talento creativo de Bogotá.


Este mural, realizado por el artista peruano Elliot Tupac junto con el bogotano Tito Rodez, (Q.E.P.D.) marcó en el 2019 el inicio de la renovación del Bronx y ahora se repite como mantra entre la comunidad.  

¿Cómo es el proyecto?

Para que el Bronx Distrito Creativo siga siendo un referente nacional e internacional de renovación urbana se ha planteado la creación de dos módulos creativos. En el Módulo Creativo I se contempla el reforzamiento estructural y la adecuación de la antigua Facultad de Medicina de la Universidad Nacional y del edificio La Flauta: dos Bienes de Interés Cultural (BIC) de estilo neoclásico y republicano creados a principios del siglo XX.

Además, se realizará la adecuación del espacio público denominado La Milla, un tramo peatonal en medio de ambas estructuras patrimoniales que será transformado en un lugar cultural abierto a la ciudad.

Dichas intervenciones tendrán una inversión de más de 83.000 millones de pesos y acogerán oficios y saberes como el de los artesanos, marmoleros, carpinteros, joyeros, músicos, cocineros, fotógrafos, realizadores audiovisuales, diseñadores de moda, de software, de videojuegos y otros más. Serán cerca de 22.000 metros cuadrados dedicados a la creatividad y las artes.

“Estas obras las vamos a adjudicar en octubre de este año y son 20 meses para su realización, es decir, esperamos tenerlas para junio de 2024. En esta administración queremos dejar funcionando los dos BIC y La Milla techada”, explicó Margarita Díaz Casas.

Se reforzará y adecuará el edificio de la antigua Facultad de Medicina de la Universidad Nacional, así como el edificio La Flauta: dos bienes de estilo neoclásico y republicano.

En el Módulo Creativo II se construirá una nueva edificación en un lote de más de 4.950 metros cuadrados que se liberó con la demolición de varias edificaciones en la zona antiguamente conocida como ‘La L’ del Bronx.

Según Díaz Casas, este espacio estará dedicado a los artistas y artesanos para el préstamo de salones, maquinaria y herramientas que ayuden a ejecutar sus prácticas. Además, se establecerán alianzas con escuelas de formación para realizar talleres y actividades educativas.

Estos módulos se van a articular con La Esquina Redonda, el único edificio que quedó en pie luego de la intervención. Allí, los vecinos del sector y demás ciudadanos participan ya en diferentes actividades con un único objetivo: guardar y conservar la memoria de lo que fue y será el Bronx Distrito Creativo. La FUGA se alió con el Museo Nacional de Colombia y el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud (IDIPRON) para crear un espacio, donde, según dice la directora de la FUGA, “se construya de manera colaborativa una estrategia para revelar, hacer ver y difundir el potencial y el saber comunitario”.


Las obras intervendrán cerca de 22 mil metros cuadrados, dentro de los cuales se encuentran dos edificios con cerca de 100 años de vida. Estos renders describen lo pretendido en los inmuebles.

Además de estos dos módulos, en el Bronx Distrito Creativo ya se está construyendo la nueva sede de la Alcaldía Local de Los Mártires, que contará con más de 6.500 metros cuadrados, distribuidos en seis pisos. En el edificio también tendrán su lugar entidades como la Personería, la Contraloría, la Defensoría del Pueblo, el Fondo de Desarrollo Local y la Junta Administradora Local.

Igualmente, el SENA, la Secretaría de Educación, la Secretaría de Desarrollo Económico y la  ERU ya iniciaron la construcción del Edificio de Talento Creativo del Bronx, que tendrá una oferta académica de 30 programas de formación con énfasis en las industrias creativas y culturales y una serie de cursos complementarios. Así es como este sector del centro bogotano supondrá, en el futuro próximo —en cinco años, si sale como se tiene planeado—, un ecosistema clave para la creación, el emprendimiento, la cultura y la creatividad.


En cifras:

  • Más de 37.000 personas han visitado y disfrutado de los talleres y actividades de este lugar.
  • Es un megaproyecto de 35.000 metros cuadrados que incluye nuevos espacios de uso público y áreas útiles para el talento creador.
  • Se destinarán cerca de 180.000 millones de pesos para impulsar el desarrollo económico y social, fortalecer las industrias creativas y aportar a la revitalización del centro de la ciudad.
  • Con una inversión de más de 83.000 millones de pesos, los Bienes de Interés Cultural de la Facultad de Medicina y La Flauta, y el espacio público de La Milla, serán reforzados y restaurados para acoger las industrias culturales y creativas de la ciudad.

 

  • Para garantizar la operación y el sostenimiento del proyecto se estructuró un modelo público-privado, planeado a 20 años.