20 de septiembre del 2021
IMÁGENES: CORTESÍA CARICATURISTAS
14 de Septiembre de 2021
Por:
Redacción Credencial
TAGS: Archivo, Colombia

Nuestras mesas de dibujo

La caricatura no existe, únicamente, para hacernos reír. Tan profundos y disruptivos pueden ser sus mensajes que nos ponen a reflexionar y, de tanto en tanto, hasta sacuden al poder. Es por eso que los caricaturistas son una mezcla maravillosa entre artistas armados de papel, tinta y talento para el dibujo— y periodistas de opinión. Cinco de los más prestigiosos en Colombia herederos de esa rica tradición en la que brillaron José María Espinosa, Alberto Urdaneta y Ricardo Rendón, entre tantos otros— le abrieron las puertas de sus estudios a revista credencial para mostrarnos cómo y dónde trabajan. Así es el lugar donde su magia ocurre.


GARZÓN

Así responde a parte de nuestro cuestionario Alfredo Garzón Forero, quien dibuja con plumilla y tinta china sobre papel Bristol de 270 gramos: ¿dónde vive? “Vivo bajo la tierra. Vivo dentro de mí (Chipi chipi, Charly García)”. ¿Cómo es su rutina? “Nulla dies sine linea (ningún día sin una línea), Plinio el Viejo (23-79 d. C.)”.







CHÓCOLO

Dice Harold Trujillo sobre el oficio de interpretar la realidad nacional: “No es nada sencillo, a pesar de ser esta un eterno banco de escenas dignas de caricaturizar: la corrupción rampante de nuestros gobiernos, la violencia creciente y la desigualdad a todo nivel me producen muy buenas ideas para mis dibujos”. Esta autocaricatura recuerda un poco los trazos de Quentin Blake —el ilustrador de cabecera de Roald Dahl—, pero con el carácter único del dibujante paisa. 



GOVA

“Todo empieza a volverse imágenes cuando logro hacer la transcripción al papel. Dibujo directamente en tinta china con técnicas tradicionales (plumilla o rapidógrafo). Luego el dibujo se vuelve vectorial y aplico el color en el computador. Nunca abandonando lo análogo”, comenta Andrés González, cuyo trabajo es visible en El Espectador. 





MHEO

“Cuando voy a dibujar es porque ya tengo muy claro lo que quiero expresar frente a algún tema y cómo hacerlo”, comenta el pereirano Mario Hernando Orozco, quien desde hace 26 años trabaja con El País de Cali. “Viene entonces una rutina de garabateo hasta que la idea se expresa clara en el papel. De último, la carpintería. Pero aún en medio de la carpintería puede surgir algún cambio”. 





MATADOR

En esta foto, Julio César González aparece en la finca donde vive su madre en la zona cafetera, a donde acude de vez en cuando pues, dice, “es muy placentero trabajar en el campo, rinde un montón: no hay tanta distracción”.

Apenas se levanta, el pereirano lee la prensa y anota todo lo que le llama la atención. Luego, a media mañana, se dispone a dibujar. Lo hace con rapidógrafos, en papel propalcote de 240 gramos. Escanea sus bocetos con una aplicación de su teléfono móvil y, por último, edita las caricaturas con Corel Draw, en el computador. 




*Artículo publicado en agosto de 2020.