20 de septiembre del 2021

Social

 

UN CURIOSO peregrinaje ocurre en el cementerio Woodlawn, en Nueva York: a una de sus tumbas acuden bartenders del mundo entero. En octubre del 2004, por ejemplo, David Wondrich era quien buscaba la tumba indicada entre las 300.000 del camposanto.

 


 

  • EL "ESTADO DEL ARTE": CRISIS Y POSVERDAD

1.

Es 18 de junio y William Donato camina por los corredores de un centro comercial bogotano. Una semana antes, en las selvas del Guaviare, sintiéndose el ser más solo y olvidado de la Tierra, podía siquiera imaginar que ahora estaría aquí, de compras; que la gente se arremolinaría a su alrededor, le tomaría fotos y, entre lágrimas, le pediría autógrafos.