13 de diciembre del 2018

Escritor

las cuatro y media llegué al auditorio y ya estaban allí dos chicas con las cuales nos saludamos efusivamente. Después de revisar sonido y demás, a eso de las seis y veinte, salí a echar un vistazo y la fila le daba la vuelta al auditorio (…) No saben lo que uno siente al otro lado”.

Aquí viven leones es el más reciente libro del escritor Fernando Savater. Son 251 páginas que recopilan los lugares fundamentales en la vida de William Shakespeare, Ramón del Valle Inclán, Edgar Allan Poe, Giacomo Leopardi, Agatha Cristhie, Alfonso Reyes, Gustave Flaubert y Stefan Zweig. Diálogo con un español entrañable.

 

Friedrich Nietzsche, Jorge Luis Borges y Arthur Schopenhauer son algunos de sus referentes, ¿por qué no los incluyó en este libro?

 

Carlos Prieto es un hombre no solo polifacético, sino precoz: a los 4 años empezó a estudiar música, a los 7 ya interpretaba a Haydn y a Mozart al violoncelo y a los 15 estudió simultáneamente Ingeniería y Economía en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, MIT.

¿Por qué un chileno decide que el protagonista de su historia sea un cubano?

Camino a Chile, Broderick, australiano de origen irlandés, entró a Colombia en 1969 porque una monja le había hablado de Germán Zabala, uno de los creadores del Grupo Golconda, que estaba preso en la cárcel Modelo. ‘Joe’ se convirtió en estafeta de estos curas revolucionarios que, bajo la orientación de la teología de la liberación, dieron mucho de qué hablar mientras se jugaban la vida por los pobres.

¿Eça de Queirós? ¿Y quién es esa señora? La inmensa mayoría de los hispanohablantes no ha oído mencionar nunca a Eça de Queirós. Sólo una pequeña proporción sería capaz de explicar que ‘esa señora’ es un escritor portugués. Y apenas un mínimo grupo ha leído alguna obra suya y está en condiciones de comentarla. 

Filósofo, ensayista, novelista y profesor universitario, Savater nació hace 65 años en el País Vasco. Su ciudad, San Sebastián, turística y de extraordinaria cocina, se tiende provocativa al borde de La Concha, una de las bahías más bellas del mundo. Eso tal vez explique la indeclinable alegría que a pesar de su tozudo “pesimismo activo”, anima al pensador español.

Periodista, escritor, crítico literario, lector insomne, traductor, columnista y poeta, casi todo le interesa, con excepción de la religión. Y eso que estudió con monjas y que viene de una familia antioqueña, rezandera y creyente. Y que nació en Medellín, donde el catolicismo es ley. Sin embargo, se sacudió la coyunda del pecado y del sentimiento de culpa y se volvió ateo, porque todas las religiones le parecen irracionales.