19 de octubre del 2019

Estados Unidos

Ni las notas del Himno Nacional de Alemania ni la presencia del otrora comediante y hoy presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, consiguieron mantener la atención de quienes el pasado 18 de junio estaban en el patio de honor de la Bundeskanzleramt (Cancillería Federal), en Berlín. De un momento a otro, las miradas de los asistentes se desviaron hacia un solo objetivo: la mujer más poderosa del mundo, Ángela Merkel, que intentaba –tomándose de las manos– detener los ‘espasmos’ que hacían temblar sus piernas, brazos, torso y hasta su cabeza.

 

Todos eran mis hijos es un drama familiar de la postguerra donde, una vez más, el fantasma del sueño americano se pone en tela de juicio.

La actuación y la música han sido sus pasiones desde hace tiempo. ¿Cómo es que decidió seguir ese camino?

 

No tengo memoria de tomar la decisión de querer ser parte del mundo del arte, siempre fue un gusto dentro de mí. Pero a los 12 años, cuando pude ser parte por primera vez del musical de mi colegio, me enamoré del sentimiento de presentarme en un escenario. Después de eso, nadie me lo sacó de la cabeza ni del corazón.

 

La historia oficial estadounidense cuenta que el coronel William Church y el general George Wingate, consternados por la falta de puntería de sus tropas, decidieron fundar una asociación para promover y fomentar el tiro con rifle sobre una base científica. Así nació, en 1871, la Asociación Nacional del Rifle.

Ante los asistentes a la conferencia de la organización One Young World en 2014, Yeonmi Park definió a su país, Corea del Norte, como un lugar difícil de imaginar. Dijo que solo hay un canal de televisión, que no hay internet y que sus habitantes no son libres de ver, pensar o vestir lo que quieran. Contó que allí se han ejecutado personas por hacer llamadas internacionales no autorizadas y que no hay libros, reportajes, canciones o películas sobre historias de amor. “No existe Romeo y Julieta. Todas las historias son propaganda para promover a los dictadores Kim”.

El mismo día que el mundo vio al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciar desde el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca su decisión de salir del Acuerdo de París ─firmado por 195 países el año pasado─ por considerar, entre otras, que el compromiso pone en desventaja a su país, destruye puestos de trabajo y destroza su economía, las cámaras captaron las declaraciones del primer ministro de China, Li Keqiang, en las que aseguró que su país respetaría los acuerdos en la lucha contra el cambio climático: “Nuestras palabras tienen peso y nuestras acciones deben te

La historia oficial estadounidense cuenta que el coronel William Church y el general George Wingate, consternados por la falta de puntería de sus tropas, decidieron fundar una asociación para promover y fomentar el tiro con rifle sobre una base científica. Así nació, en 1871, la Asociación Nacional del Rifle.

En la madrugada del 2 de octubre, un hombre de 64 años mató a más de 50 personas que se encontraban en un festival de música country en Las Vegas, Nevada. El atacante, Stephen Paddock, que se hospedaba en el Mandalay Bay Hotel, disparó a la multitud desde su habitación. La policía encontró su cuerpo junto a más de 10 rifles. Paddock era un contador retirado que no tenía antecedentes criminales. No tener antecedentes es una de las principales condiciones para poder obtener un arma en la mayoría de los estados de Estados Unidos.

 

 

Durante la cumbre de la OTAN de este año, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consideró a la Organización del Tratado del Atlántico Norte como “obsoleta” y comprometió a los países aliados a dedicar el 2% de su PIB a la defensa, acuerdo que ya se había firmado pero que no se ha cumplido.

 

El presidente norcoreano Kim Jong-un aseguró el pasado 10 de agosto que uno de sus principales objetivos nucleares sería Guam. ¿Y por qué Guam? Bueno, porque la isla, ubicada en la región occidental del océano Pacífico con una superficie de 543 kilómetros cuadrados­, ha sido clave en la política estadounidense. Se trata de uno de los 17 territorios no autónomos que pertenecen a Washington. También es denominada territorio no incorporado, es decir, que no forma parte del territorio nacional de los Estados Unidos aun cuando está bajo su soberanía.