17 de octubre del 2019

Entrevista

Un libro completamente diferente a todos los que usted ha escrito. ¿Por qué decide crear una Bogotá zombi?

¿Cree que en Colombia falta una legislación más clara sobre temas de derechos de autor en internet?

Cuando uno oye lo que usted opina, le queda la impresión de que en internet quieren regularlo todo. ¿Por qué habría ese interés?

Camino a Chile, Broderick, australiano de origen irlandés, entró a Colombia en 1969 porque una monja le había hablado de Germán Zabala, uno de los creadores del Grupo Golconda, que estaba preso en la cárcel Modelo. ‘Joe’ se convirtió en estafeta de estos curas revolucionarios que, bajo la orientación de la teología de la liberación, dieron mucho de qué hablar mientras se jugaban la vida por los pobres.

¿Cuál es la razón por la que ‘Pescador’ es una película de bajos costos? 
Sebastián Cordero: Bueno, ‘Pescador’ nace en un momento donde otros proyectos grandes se habían caído, y yo necesitaba tener un proyecto listo en el bolsillo cuando pasaran ese tipo de cosas. Era un proyecto pensado en que no dependiera de grandes recursos.

Cuando regresó de un viaje a Berlín, sus dos perros berneses de la montaña la saludaron con tal ímpetu, que dieron con su humanidad en el suelo y le asestaron una fractura doble en el tobillo izquierdo, que la obligó no sólo a posponer hasta abril el lanzamiento de su nuevo libro, Hot Sur (Planeta), sino a dedicarse a estructurar su siguiente novela.

“Estaba ansioso por introducir en la geografía una dimensión estética, que tomara en cuenta que los seres humanos sienten y muchas veces experimentan fuertes emociones con respecto a los lugares que han visitado o vivido”, dice este chino-estadounidense de 82 años, que se ha convertido en una leyenda mundial, pues es el padre de la geografía humanística, aquella que no se limita a estudiar la

¿Cuál es la semilla de Las leyes de la frontera, su último libro?

¿Cuál es la importancia de esta feria?

Una mujer tan exitosa, a la que todo parece salirle siempre a la perfección, podría tener un ego inmenso y una cierta actitud de diva. Pero no: Silvia sigue siendo la misma barranquillera que se declara soñadora y agradecida con Dios y con la vida, y que se sabe rodeada de una familia y un equipo que nunca tienen problema en decirle siempre la verdad. He ahí una de las primeras claves de su triunfo. A continuación, ella misma se encarga de esbozar las demás.