12 de diciembre del 2019

Julio Ernesto Estrada

  • En la Medellín de su juventud lo que más se escuchaba era el tango, los boleros y la ranchera. ¿Cómo fue que la salsa lo sedujo?