23 de agosto del 2019

Sevilla

Bizet, quién nunca conoció España, dotó su admirada partitura de una rica atmósfera andaluza, que contrasta con los elementos sombríos que anticipan el destino trágico de la protagonista. La historia está contextualizada en Sevilla (España) en 1820 y la protagoniza una bella gitana de temperamento fiero.