11 de diciembre del 2018

Activismo

Florence Thomas llegó a Bogotá hace 50 años. Cuenta que dejó su Francia natal por amor y que, aun cuando hoy es reconocida como una de las pioneras de la segunda ola del feminismo en Colombia, en 1967 no era feminista ni militante política. No obstante, reconoce que escuchar los continuos debates durante sus seis años como estudiante en la París de Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir lograron permear su conciencia de joven provinciana (nació en Rouen, en Normandía) y le permitieron descubrir que, en su nuevo país de residencia, ser mujer significaba ser mamá.