19 de noviembre del 2019

Valor

Hace algunos años, tanto equipos como jugadores de fútbol preferían no revelar las cifras de sus transferencias y pagos. Y aunque estas eran un secreto a voces, lo ‘correcto’ era ocultarlas para evitar el rubor al pronunciarlas. Hoy ya no hay secreto. Todos, jugadores, equipos, hinchas y periodistas lo saben y divulgan: el fútbol profesional es uno de los mercados en el que más dinero se mueve. Los números ya no escandalizan, los futbolistas reciben salarios que muy pocas empresas podrían costear.