11 de diciembre del 2019

Rusia 2018

“Lo que vino luego nadie lo habría imaginado; sólo Dios que gusta jugar con los dados y los naipes. Los florentinos se hundieron en el desespero y en la deshonra, y se enfrentaban entre sí con más vehemencia que cuando cruzaban a los españoles, los cuales iban silenciosos y fatales, haciendo lo suyo que nada tenían que perder. Y ese aire de la plaza estaba también entre la gente, y en la mirada sombría del Malatesta.

Hace algunos años, tanto equipos como jugadores de fútbol preferían no revelar las cifras de sus transferencias y pagos. Y aunque estas eran un secreto a voces, lo ‘correcto’ era ocultarlas para evitar el rubor al pronunciarlas. Hoy ya no hay secreto. Todos, jugadores, equipos, hinchas y periodistas lo saben y divulgan: el fútbol profesional es uno de los mercados en el que más dinero se mueve. Los números ya no escandalizan, los futbolistas reciben salarios que muy pocas empresas podrían costear.

 

Antes que el balón comenzara a rodar en Rusia, ya eran varios los sectores productivos que sumaban beneficios económicos por cuenta de la cita que reúne cada cuatro años a las 32 mejores selecciones de fútbol del mundo: la industria de las confecciones de vestuario deportivo, las agencias de viajes, los restaurantes, las grandes superficies, los productores de bebidas y los que elaboran bienes de mercadeo alusivos al fútbol son algunos de los sectores que ya se pueden dar por bien servidos, por cuenta del mundial.

 

Descubra la entrevista completa al hijo de 'el doctor' Peláez en nuestra  edición impresa de junio.

 

En quinto de bachillerato, Jorge Luis Pinto ya quería ser entrenador de fútbol. No soñaba tanto con ser jugador como con ser técnico. “Tengo 25 compañeros que son testigos de que a esa edad ya leía libros de fútbol. Y les decía: ‘cuando yo esté grande, voy a dirigir este equipo’ ”.

 

Ahorro de energía y de agua, uso de materiales reciclables, confort para los futbolistas y espectadores, generación de energía renovable. Estas características son el denominador común de los estadios de Rusia 2018, la Copa del Mundo FIFA que se llevará a cabo del 14 de junio al 15 de julio.