23 de septiembre del 2019

Boda real

En uno de sus cabales cuentos fantásticos, Adolfo Bioy Casares nos deleita con el breve “La pasajera de primera clase”, en el que reseña con ironía la esencia de la relación entre nobles y plebeyos. Se refiere en este cuento a un viaje en barco, un mítico paquebote de comienzos del siglo XX, en el que uno de los pasajeros de primera comenta con gracia su trágico vínculo con los de segunda.

En uno de sus cabales cuentos fantásticos, Adolfo Bioy Casares nos deleita con el breve “La pasajera de primera clase”, en el que reseña con ironía la esencia de la relación entre nobles y plebeyos. Se refiere en este cuento a un viaje en barco, un mítico paquebote de comienzos del siglo XX, en el que uno de los pasajeros de primera comenta con gracia su trágico vínculo con los de segunda. Para ilustrar el asunto, dice con vehemente convicción la refinada protagonista: “Yo viajo en primera clase, pero reconozco sin discusión que hoy todas las ventajas favorecen al pasajero de segunda”.