13 de diciembre del 2018

LEGADO

La vida de una mujer que comenzó como muy infortunada y solitaria, terminó siendo un hito en la Historia universal. Los ires y venires de una pionera por naturaleza, que con su atrevimiento y determinación marcó un antes y un después en la moda y en el empoderamiento de la mujer, son definitivos. Una niña que quedó huérfana de madre a los 11 años y fue abandonada a su suerte por su padre en un orfanato de monjas, resultó sacando de las adversidades su mayor fuerte: la valentía.

En memoria de esos acontecimientos, la región que sirvió de escenario a los sucesos de la laguna comenzó a llamarse Sabanas del Milagro. Allí se erigieron las fiestas anuales del 29 de abril que tiempo después se convirtieron en una tradición, no solo en Valledupar, sino en otras poblaciones de la región.