23 de septiembre del 2019

Mariana Garcés

“Uno sabe cuándo le tocó un cachaco”, dice la Ministra mientras se alista para la imitación. Abraza a una pareja invisible, estira el brazo derecho y empieza a moverlo de arriba abajo, exagerando el énfasis en un improvisado merengue: “Si comienzan a agitar el brazo, me salió bogotano”.