19 de septiembre del 2020

econocía

Hasta hace algunas décadas, los asalariados recibían su sueldo en efectivo o en cheque. Luego, el salario comenzó a depositarse directamente en una cuenta bancaria, para que el trabajador lo retirara con una tarjeta débito. Hoy es posible pagar todas nuestras cuentas con tarjeta débito, sin que ningún billete ni moneda haya pasado por nuestras manos.