19 de septiembre del 2020

Empresa

Por raro que parezca, la inteligencia artificial ya llegó a tal punto que es posible que un robot dirija los destinos de una compañía, y se prevé que en el 2025 esta práctica se habrá generalizado en el mundo corporativo, según estimados recogidos por el Foro Económico Mundial.