17 de octubre del 2019

personajes sorprendentes

Lo sentenciaron al fracaso absoluto. “Cómprele un cajón de embolar. Siéntelo en la puerta de la casa para que vea pasar gente. Enséñele a embolar zapatos y pare de contar. Su hijo no tiene mucho futuro”. Con esas palabras, un neurólogo le reveló a María Emilia Aristizábal que su hijo Jeison padecía de parálisis cerebral.