22 de septiembre del 2019

Amazon

El 4 de octubre de 1995, los periodistas conocieron el primer comunicado de Amazon.com. Estaba fechado en Seattle y anunciaba que la tienda minorista más grande de internet abría sus puertas virtuales para que cualquier persona con ingreso a la web pudiera acceder a la mayor colección de libros del mundo. Han pasado casi 23 años, y mucho ha llovido desde que el ingeniero de Princeton, Jeff Bezos, materializó la idea de aprovechar al máximo los datos que revelaba un informe que había conocido en 1994: en un año, internet había crecido un 2.300%.

Un comercial de la tecnológica IBM de 2006 describía lo que sería la tienda de ladrillo y cemento del futuro: un hombre con aspecto ‘sospechoso’ que viste un gran abrigo entra a un almacén y comienza a tomar productos de los estantes, los cuales esconde en los bolsillos de su chaqueta, mientras mira a todos lados.

El nuevo integrante de la familia