23 de septiembre del 2019

Festival de Música de Cartagena

La leyenda es la siguiente: durante una amigable pugna entre colegas alrededor del cuento, el escritor argentino Julio Cortázar admitió que sus cuentos nacían tras una especie de trance: le llegaban de pronto a la mente y luego, sin más, iban vertiéndose a la hoja en blanco sin que pudiera hacer mucho más al respecto, salvo servir de intermediario entre la musa y la tinta. Una vez terminado el cuento, ni siquiera lo corregía. Al informarse sobre esta extraña forma literaria de proceder, García Márquez sentenció: “Se le nota”.