19 de octubre del 2019

Musica

  • ¿Cómo manejan esa dualidad entre ser tradición y ser fusión?
BARCÚ – Bogotá, Arte y Cultura, es un circuito artístico compuesto por territorios que nacieron del diálogo entre el arte, la cultura, el barrio, la ciudad y el mundo. Así mismo, se ha consolidado como una feria de arte, un festival y una plataforma para impulsar el talento colombiano más destacado. Durante su existencia, el festival se ha convertido en un generador de experiencias artísticas y culturales para más de 30 mil visitantes que recorrerán el histórico barrio de La Candelaria, en pleno corazón histórico de Bogotá.

VIOLET es una introvertida adolescente que lleva una vida infeliz. En el interior de su hogar no existe una figura paterna, tal vez porque esta se ha perdido allá, en un pasado insondable. La relación que sostiene con Marla, su madre, dista de ser entrañable; más bien, permanecen en una constante disputa por sus opuestos puntos de vista.

SOBRE TODO, debe ser correcta la proporción entre carne y trigo: el doble de lo primero que de lo segundo. Mucha hierbabuena picada y, finalmente, esa particular medida de sal y de pimientas –negra y dulce–, tan difícil de describir para quienes la intuyen a ojo limpio. Desde finales del siglo XIX, cuando el primer comerciante de apellido Meluk abandonó su Siria natal para dar a las costas chocoanas, los hogares de su descendencia en Colombia huelen, frecuentemente, a kibbeh en preparación.

Al ritmo de los más grandes éxitos de su carrera musical, el cantante, junto a su orquesta 4.40, descrestará y pondrá a bailar al público. Además, en esta nueva gira el dominicano explorará géneros distintos a los que ya tiene acostumbrados a sus espectadores. El jazz, el funk, y la música electrónica son algunos de los que harán parte de su show, además del merengue y la bachata, por supuesto. 

 

  •  ¿Qué ha pasado con el Camilo “de las palmitas”, que bailaba flamenco y afinaba según el tono de una tecla del celular?

¡No me preguntaban acerca de eso desde hace tántos años…! El otro día me dijeron que habían sentido un aire flamenco en la canción No te vayas. El gusto por ese género nació en mi vida de una manera natural y sin raíz, porque no tengo ninguna raíz flamenca. Solo me motiva y me llama la atención. ¿Qué ha pasado con él? Ha mutado. Pero en esencia sigue siendo lo mismo.

 

La agrupación está nominada en la categoría de Mejor video clip de bajo presupuesto junto con grandes exponentes de la música como: Chemical Brothers, Sia y Vitalic. El premio también lo disputarán con Orbital, la banda Jack White, Breakbot, Diplo, Little Dragon, Gesaffelstein, The Horrors, Muse, Dizze Rascal, Amelia Arsenic y The Prodigy, entre otros. 

 

¿Cómo así que es ‘cantora’ y no ‘cantaora’?

Es la verdad (risas). En los medios de comunicación y en otros escenarios se ha utilizado la palabra ‘cantaora’ para denominar a las mujeres que hacemos canto tradicional o interpretamos ritmos raizales. Pero en el Pacífico toda la vida se ha hablado de ‘cantora’ y en el Caribe de ‘cantadora’. En ninguno de ‘cantaora’. El término real, que viene desde la tradición, se ha invisibilizado por completo.

 

Siempre la vemos sonriendo. ¿Cómo es Nidia Góngora? 

Con un formato definido y un sonido propio, la Pacifican Power atesora tradición a través de nuevos sonidos y experimentos musicales. Se ha convertido en una revolución musical visionaria que nace a partir de la rumba y la improvisación, pero que conserva la raíz y la nutre con elementos de música moderna como el funk, el jazz, la salsa y el hip hop. La Pacifican no es exactamente una banda.