13 de diciembre del 2018

presidente

Cuando el candidato del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, subió a la tarima estalló en júbilo la multitud que abarrotaba los 46.800 metros cuadrados de la Plaza del Zócalo, en el corazón de Ciudad de México. Una hora antes, el Instituto Nacional Electoral (INE) había anunciado que, según el conteo rápido –que analiza una muestra de cerca de 7.700 actas de votación– el izquierdista sería el próximo presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

 

Cuando el candidato del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, subió a la tarima estalló en júbilo la multitud que abarrotaba los 46.800 metros cuadrados de la Plaza del Zócalo, en el corazón de Ciudad de México. Una hora antes, el Instituto Nacional Electoral (INE) había anunciado que, según el conteo rápido –que analiza una muestra de cerca de 7.700 actas de votación– el izquierdista sería el próximo presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

 

Las redes sociales se han convertido en una herramienta de trabajo para miles de personas y empresas que difunden contenidos, desarrollan estrategias y generan debate a través de estas. Facebook, Twitter e Instagram, por nombrar las más populares, son plataformas indispensables de crecimiento y reconocimiento. Sin embargo, no todo es lo que parece. Del mundo virtual sabemos poco. Aunque parezca que en las redes sociales creamos controversia con ciertos comentarios, puede que simplemente estemos siguiendo órdenes de un robot sin darnos cuenta.

La gerencia del Banco de la República, que hasta el 3 de enero pasado fue la oficina de José Darío Uribe durante los últimos 12 años, está presidida por un óleo de Alejandro Obregón de 1967 y por una antigua edición en italiano, forrada en cuero repujado con broches metálicos, de La divina comedia, de Dante Alighieri.

A comienzos de mayo, los electores hicieron entrar al Palacio del Elíseo a un político de 39 años que nunca había sido elegido a un cargo público y que comparte su vida con una exprofesora de secundaria de 64 años. Desde entonces cada uno por separado, y ambos en pareja, ejercen una gran fascinación.

 

La presidencia de Barack Obama ha sido histórica. Por un lado, fue el primer presidente negro en un país que aún cuenta con sistemas educativo y judicial que perpetúan la discriminación racial. Por el otro, tuvo que afrontar la peor crisis económica que ha sufrido el sistema financiero global desde 1930. Tal crisis dejó a más de siete millones de personas sin trabajo en suelo estadounidense, según reconoció el propio Obama en su primer discurso del Estado de la Unión a comienzos del 2009.