23 de septiembre del 2019

Natilla

Todos hemos disfrutado de una buena natilla navideña. Todos conocemos el placer de que esta se nos derrita en la boca, con su suave cremosidad, aromatizada con vainilla, panela, canela, mantequilla, queso campesino, coco o limón. Gozamos cuando la acompañamos con  arequipe, licor de anís, dulce de moras, o cuando la comemos sola. Pero, ¿alguna vez nos hemos preguntado de dónde viene esta tradición colombiana?

 

Pues resulta que al investigar el origen de algunos de nuestros platos más típicos consumidos durante estas “novenas” descubrí que sufrieron la misma adaptación que las tradiciones religiosas.