25 de septiembre del 2020

Siglo XXI

La diseñadora Gloria Rodríguez acudió a varios especialistas. Necesitaba una explicación para sus mareos, el entumecimiento de sus brazos y la falta de sueño. Tiene 36 años, y a estas 'molestias' se le sumaba un dolor incapacitante en la parte baja del estómago. "Acudí –recuerda– por cerca de 6 meses a nefrología, gastroenterología, urología, ginecología. Me hicieron TAC, endoscopia, colonoscopia, exámenes de laboratorio cada mes y cistoscopia". Pero ni el dolor ni las demás molestias desaparecieron. 

Atrás quedaron las épocas en que una mujer sólo era mamá si era fértil, se casaba o se emparejaba y quedaba embarazada de ese esposo o compañero. Con el correr de los años, por cuenta de los avances médicos, miles de mujeres del mundo son madres a pesar de su infertilidad o sin estar casadas ni en pareja, y hasta sin haber quedado embarazadas.