12 de diciembre del 2018

fotografía

Los retratos que hacen parte de la muestra y la casa que alberga la exposición, buscan en conjunto, conmemorar el cumpleaños 480 de la Bogotá anónima que jamás ha sido contada. Será un espacio propicio para reflexionar sobre la memoria y la historia de la ciudad.

David Burnett llegó a los Juegos Olímpicos de Río 2016 con una cámara probablemente más vieja que muchos de los fotógrafos que cubrían las justas. Su Speed Graphic de 1948, dotada de una lente de 1943, fue la sensación entre quienes tenían la tarea de conseguir las mejores fotografías de cada deportista. Ahí estaba él, un fotógrafo análogo entre cientos de fotógrafos digitales.

 

La muestra  está compuesta por  62 fotografías tomadas por el venezolano Antonio José Briceño, a través de las cuales se puede tener un acercamiento a 21 grupos indígenas que habitan el territorio colombiano. Esta muestra de retratos no sólo refleja a las personas que hacen parte de los diversos grupos indígenas, sino que por medio de sus objetos, vestimenta, rostros y gestos, recrea su cotidianidad, ritos y costumbres. Dentro de las comunidades retratadas se encuentran Arhuacos, Huitoto, Inga, Embera, Nasa, Nukak, Muiscas y Wayuu, entre otras.

Orinoquia
Amazonia
fotografía

La Amazonia y la Orinoquia bajo el lente de Angélica Montes y Diego Miguel Garcés

Un territorio de rocas antiquísimas, suelos pobres, mucha agua, extensas selvas y poca gente”. La descripción del Escudo Guayanés, que incluye buena parte de la Amazonía y la Orinoquía colombianas, es del investigador estadounidense David Hammond, y le sirve al biólogo Juan Manuel Díaz Merlano como punto de partida para conducir a los lectores de El Escudo Guayanés en Colombia, un mundo perdido en la historia, el presente y el futuro de uno de los ecosistemas de selva tropical mejor conservados del mundo. Cuna, por ejemplo, de las serranías de La Macarena y El Chiribiquete, dos de las zonas ecológicas y culturales más representativas de la Colombia selvática. El nuevo libro del Banco de Occidente, publicado por IM Editores, cuenta, además, con las excelentes fotografías de Angélica Montes y Diego Miguel Garcés, las cuales ilustran con lujo de detalles lo que hasta hace poco era, de verdad, un mundo perdido que aún hoy goza de regiones que nunca ha pisado el hombre moderno.  

+

Se trata de una selección de 30 fotografías de la exposición temporal ¿Se acabó el rollo? Historia de la fotografía en Colombia 1950-2000, que se presentó en el Museo Nacional de Colombia en 2005, con la curaduría de Eduardo Serrano.

Cuando en 1863 el soldado Timothy O’Sullivan y otros fotógrafos hoy olvidados recorrieron el campo después de la batalla para documentar el horror de Gettysburg en negativos de gelatina, los relatos orales de los veteranos y los bocetos de los dibujantes perdieron valor frente a la crudeza capturada por las cámaras. Desde entonces hasta hoy, cuando en cuestión de minutos la interacción entre medios masivos y redes sociales potencian de manera exponencial el contenido de una imagen, casi nadie duda del impacto de la fotografía periodística sobre el público.

La instalación del fotógrafo Spencer Tunick en Colombia, que desnudó a más de 6000 colombianos en una metáfora en torno al progreso y la unidad, será presentada al público en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, en una exposición que abrirá sus puertas hasta el próximo 20 de diciembre.  

Para el artista Juan Cortés las imágenes satelitales suponen neutralidad; son creadas por máquinas rara vez operadas por el hombre. Desde servicios meteorológicos hasta sistemas de localización y cartografía, la imaginería satelital están presente en la mayoría de dispositivos tecnológicos o cosas que usamos a diario. Esta recopilación de fotografías ayuda a entender el entorno,de una manera diferente. 

Beatriz Esguerra Arte presenta el proyecto “Deshacer”, del artista Luis Carlos Tovar. Más de 300 estudiantes y profesores usaron una pizarra de 1935 (año en que el Colegio fue inaugurado) como ventana del tiempo, para escribir y dibujar en el presente sus recuerdos del Colegio. En el 2008, el Colegio fue desalojado injustamente por la Secretaría Distrital de Gobierno. Hoy es una de las construcciones patrimoniales más ignoradas de la Plaza de Usaquén.

 

La muestra, que se inaugura el 30 de junio a las 5:00 pm, estará abierta al público hasta el 30 de julio de 2016.