13 de diciembre del 2018

Compensar

La organización de eventos les reporta a las compañías beneficios que van más allá de la satisfacción de un encuentro bien hecho: las ubica en el radar de expertos, potenciales aliados e inversionistas; llama la atención de medios de comunicación y las ubica en la conversación formal e informal de su nicho; les otorga seriedad y les da el carácter de referente empresarial y, de alguna manera, prueba ante su público estratégico que se trata de firmas capaces de ejecutar iniciativas de alto perfil.

El país está lleno de escuelas de fútbol. ¿Realmente allí están preparando a los nuevos ‘cracks’? Pablo de Narváez, un experto en la materia, presenta los resultados de su investigación al respecto.