23 de septiembre del 2019

Reforma tributaria

Un aumento de 3 puntos en el IVA, mayores gravámenes a la tecnología y el impuesto a la gasolina, entre otros recaudos que incorporó la reforma tributaria, tienen en vilo a los colombianos en materia económica este año. Por tal motivo le pedimos a la exministra Cecilia López que nos escribiera un artículo sobre el impacto de estos cambios económicos en los bolsillos de los colombianos, tanto en los que están vacíos como en los que andan llenos.

Cuando a finales de febrero el Gobierno creó la Comisión de Expertos para la Equidad y la Competitividad Tributaria, que deberá dar sus pautas con respecto a la tan ansiada reforma estructural en materia de impuestos que solicitan diversos sectores, más de un observador se sorprendió al ver el nombre de Soraya Montoya en la lista de integrantes.

Desde 1990 el país ha tenido una o dos reformas tributarias por cuatrienio. Esa definitivamente no es una práctica de buen gobierno. De una parte, denota improvisación. De otra, genera inseguridad jurídica, por el continuo cambio de reglas del juego que desestimula la inversión, en especial la de largo plazo.

 

En 2013 los colombianos amanecerán con nuevas reglas de juego en materia de impuestos. La Noche de las Brujas los parlamentarios liberales se reunieron con el presidente Santos en casa del senador Camilo Sánchez y le dieron respaldo al primer mandatario en varios asuntos, entre ellos la reforma tributaria.