23 de septiembre del 2019

Internacional

Cuando el líder comunista Günter Schabowski dijo ante las cámaras de televisión que, desde ese momento, se permitirían los viajes desde Alemania Oriental hacia el extranjero, no cayó en la cuenta de su imprudencia. Eran las 6:15 de la tarde del 9 de noviembre y, en cuestión de minutos, los focos se centraron en un solo punto: una mole de 3,6 metros de alto que dividía al mundo entre comunismo y capitalismo.

Ante los asistentes a la conferencia de la organización One Young World en 2014, Yeonmi Park definió a su país, Corea del Norte, como un lugar difícil de imaginar. Dijo que solo hay un canal de televisión, que no hay internet y que sus habitantes no son libres de ver, pensar o vestir lo que quieran. Contó que allí se han ejecutado personas por hacer llamadas internacionales no autorizadas y que no hay libros, reportajes, canciones o películas sobre historias de amor. “No existe Romeo y Julieta. Todas las historias son propaganda para promover a los dictadores Kim”.

La desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, en Iguala (Guerrero), evidenció los nexos del crimen organizado con algunas autoridades políticas y con las fuerzas de seguridad en México.

Felipe de Borbón y Grecia ha sido proclamado nuevo rey de España: el segundo después de la transición y el restablecimiento de la democracia, y el primero que asciende al trono según los principios y los valores de la Constitución de 1978.

Me atrevería a decir que existen pocos artistas escultores de gran formato en el país. Sobre todo de esos que han dejado de lado los materiales comunes y se han decidido por aquella materia mágica, esa que sólo sale del fondo de la tierra, de las costas y de las alturas de las montañas: un material tan difícil de trabajar como es la piedra.