09 de diciembre del 2019

Presidentes

Ni las notas del Himno Nacional de Alemania ni la presencia del otrora comediante y hoy presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, consiguieron mantener la atención de quienes el pasado 18 de junio estaban en el patio de honor de la Bundeskanzleramt (Cancillería Federal), en Berlín. De un momento a otro, las miradas de los asistentes se desviaron hacia un solo objetivo: la mujer más poderosa del mundo, Ángela Merkel, que intentaba –tomándose de las manos– detener los ‘espasmos’ que hacían temblar sus piernas, brazos, torso y hasta su cabeza.

 

Más allá de una figura de cónyuge, la primera dama, expresión que comenzó a utilizarse en los Estados Unidos en 1877 y en Colombia desde 1934, trata de apoyar el trabajo de un esposo y tiene responsabilidades tradicionales, pero, lo más importante, también desempeña labores no asignadas de compromiso social, cultural y en ocasiones políticas. A través de la historia del país, existen nombres que continúan siendo simbólicos por sus legados.