23 de septiembre del 2019

Elecciones

LA PPRIORIDAD

 

SERGIO FAJARDO

Puede que en los últimos años no hayamos sabido mucho de él, pero el profesor Mockus sigue siendo el mismo. Todavía elucubra sus respuestas lentamente, mirando hacia el techo o hacia la ventana, y siempre intenta acompañar sus análisis con ejemplos que generalmente no ilustran tanto como él desearía. Sus ideas tienden a quedar en el aire, inconclusas.

Los más de 43 mil millones de pesos que costó la consulta liberal –incluidos más de 3 mil millones de pesos por reposición de los 690.435 votos válidos obtenidos– dividieron a la opinión pública. “Hay gastos más importantes” y “la democracia cuesta” fueron los principales argumentos, que desde las dos orillas del debate se repitieron desde que se supo que la Registraduría gastaría 40 mil millones de pesos en la jornada del pasado 19 de noviembre, hasta que se reveló el porcentaje de participación: 2,12% (744.521) de las 35’091.924 personas habilitadas para votar.

Los recientes resultados de las urnas en el mundo han dado vuelco a todas las previsiones, y muestran que es casi imposible saber qué tiene la población en mente. El Brexit, en Reino Unido; el triunfo del No, en Colombia, y la presidencia de Donald Trump, en Estados Unidos, son los ejemplos más recientes de que al final todo es posible.

Puede estar hablando de modelos urbanos en Singapur, de TransMilenio en Suráfrica o de espacio público en Nueva York, donde reside con su familia. Pero al menor descuido, Enrique Peñalosa encuentra una línea de Internet y consulta el correo electrónico. Una gama de asuntos se extiende ante sus ojos: cartas de amigos o conocidos, opiniones, respaldos, lagartadas, invitaciones, ciudadanos que piden un consejo o políticos que quieren su apoyo. Él responde cada mensaje, primordialmente los que llegan de Colombia y muy especialmente si son de Bogotá.

“Las encuestas son como las morcillas, muy sabrosas hasta que uno sabe cómo se hacen”. Esta frase, que acuñó Álvaro Gómez Hurtado en 1990, refleja la desconfianza y la confusión que producen las encuestas, en particular las que indagan sobre la intención de voto y la percepción política de los ciudadanos.

Elecciones históricas se avecinan este 7 de octubre. Los escenarios entre los que se debate el país mantienen a la región entera comprometida: como está planteada la situación de violencia y polarización, lo que podría generarse es una crisis de gobernabilidad sin precedentes.