23 de septiembre del 2019
Archivo Particular
18 de Enero de 2018
Por:
Mauricio Romero

Así ha sido el esfuerzo del hombre para corregir la visión.

Siete siglos de gafas

En la cinta El nombre de la rosa, basada en la obra del mismo nombre del italiano Umberto Eco, el maestro William de Baskerville le regala a su discípulo Adso de Melk sus gafas para leer, un par de lentes enmarcados que solo se apoyaban sobre la nariz. Era el año 1327, poco después de que se inventara esta ayuda visual, precisamente, en Italia. Esta es su evolución:

54 a. C. Aunque no eran gafas, se dice que el emperador Nerón usó una gema para, a través de esta, ver mejor una lucha entre gladiadores.

1268. Un inventor anónimo crea, en Italia, las primeras gafas que se apoyaban sobre el puente de la nariz. Las utilizaron monjes y eruditos.

1440. Con la invención de la imprenta se comenzaron a mejorar los diseños para las personas que leen y tienen deficiencias visuales.

1775. El inventor Benjamin Martin crea el modelo Martin Margins, que tiene patas para apoyar sobre las orejas y un cierre para asegurarlas detrás de la cabeza.

1784. El estadounidense Benjamin Franklin inventa las primeras gafas bifocales, es decir, para ver mejor de cerca y de lejos.

1798. Aparecen los espejuelos en forma de tijeras, cuyos lentes salen de una funda y el usuario los sostiene frente a sus ojos para poder ver. No tienen agarraderas para las orejas. Por eso no se podían llevar puestas todo el tiempo.

1800. Sale al mercado el modelo Lorgnette, que esconde los lentes dentro de un estuche. Eran perfectos para observar la ópera.

1801. Thomas Jefferson se convierte en el primer presidente de Estados Unidos en mandar a hacer unas gafas a su medida.

1892. Los franceses inventan el modelo “pince nez”, lentes con marco más liviano, flexible y económico.

1920. Algunas estrellas de Hollywood comienzan a usar lentes redondos u ovalados, y rápidamente crece la industria. Ahora son asociados a la moda y no a los defectos visuales.

1930. Se popularizan las gafas de sol, de vidrio oscuro, aunque sin los filtros UV que se conocen en la actualidad.

1940. Se impone el plástico como material para los marcos, lo cual permite introducir colores.

1950. Los lentes son considerados un objeto de vestir, que juega con el color de las prendas y que, como la ropa, también “pasan de moda”.

1970. Jackeline Kennedy Onassis impone las gafas con lentes redondos y verdes, de gran tamaño.

1980. A partir de este año comienzan a evolucionar los lentes plásticos, más livianos, con mayor capacidad de aumento y resistencia a los rayones.

1990. Evolucionan los lentes que se adaptan a las condiciones de luz (se aclaran en la oscuridad y se oscurecen con el sol).

2000. Los lentes incorporan filtros UV cada vez más eficientes y se reduce el tiempo en que se oscurecen o se aclaran.

2003. La alemana Bayer introduce el policarbonato, un material para lentes más liviano, resistente y que permite mayores grados de aumento sin ser tan gruesos.

2013. Ingenieros de Google crean Google Glass, unas gafas que incorporan cámara de video y fotos, y que están conectadas a Internet.

2016. Se difunden gafas que incorporan música, “manos libres”, conexión a Internet, capacidades para videojuegos y funciones de realidad aumentada. Ejemplos son modelos como Myvu Crystal, Gunnar Yellow-Tinted Glasses, Nvidia GeForce 3D Vision y las TriSpecs Headphone Sunglasses.

2017. Facebook perfecciona Oculus, gafas de realidad aumentada que pueden sobreponer imágenes con información adicional. Por ejemplo, si es un museo podría desplegar precios de la entrada y horarios con solo enfocar hacia el edificio.

 

 

*Publicado en la edición impresa de noviembre de 2017.