19 de septiembre del 2020
Marie Cosnard, directora de tendencias de Happn
Marie Cosnard, directora de tendencias de Happn
12 de Febrero de 2016
Por:
Redacción Credencial

Happn, la aplicación que dice quiénes son las personas que se cruzan con nosotros, ya tiene cerca de medio millón de usuarios en Colombia. ¿Cuál es su gracia?

¿Quién está pasando a mi lado?

Marie Cosnard es la directora de tendencias de Happn, una aplicación para conocer gente que ya tiene 400.000 usuarios en Colombia y que se estrena con nuevos jugueticos en el 2016: ahora las personas pueden asociar su cuenta de Instagram y conquistar a punta de sus canciones en Spotify. Hablamos con Marie sobre las particularidades de Happn, el amor y la virtualidad.

En Tinder, al igual que en Happn, el usuario puede restringir geográficamente a las personas que conoce. ¿Cuáles son específicamente las diferencias entre Tinder y Happn?

En Tinder tú puedes buscar gente mucho más lejos, a muchos más kilómetros de distancia. En Happn solo te mostramos a las personas que están inmediatamente a tu alrededor, tenemos un radio bastante más reducido.  Que dos personas que se encuentren online, y que hayan estado a dos kilómetros de distancia en algunos puntos, no significa que hayan estado en el mismo lugar a la misma hora.  Solo significa que están, básicamente, a la misma ciudad a la misma hora. Tinder, además, te muestra solo un perfil a la vez, y tú tienes que decir sí o no para poder seguir adelante con la siguiente persona.

Happn tiene su propia lógica. Te mostramos solo la gente que has conocido en la vida real. Así que la gente con la que podrás hablar es la gente con la que te has cruzado en el camino. Solo personas que están a 200 metros, máximo a 250 metros. Es decir, en tu timeline de Happn verás a las personas que te has cruzado literalmente hombro a hombro, por mucho a una cuadra de distancia. Esta es una oportunidad para encontrar de nuevo a una persona que te gustó. Además, el timeline te dice el número veces te has cruzado con las personas.

Así la aplicación se vuelve interesante: si un chico te llama la atención y te lo has cruzado, no sé, unas 40 veces, empiezas a sentir que tienen algo en común. Empiezas a sentir que comparten intereses, que comparten espacio. Y luego, lo que viene es como en la vida real. Puedes likear a la gente que te gusta, puedes ignorarla o likearlos luego y después, sí, hablar. Así es la vida.

¿Y usted sí cree que algo tan frío como un celular inteligente puede ayudar a dos personas a enamorarse?

Sí. Lo que siempre decimos es que Happn es una plataforma para conectar personas. Pero mi opinión personal es que lo que viene, una relación o, tal vez, el amor, no se crean en Happn. No prometemos que dos personas se van a enamorar gracias a la app, lo que prometemos es conectar a las personas que conoces en tu propio contexto. Creo que es exactamente lo mismo que sucede cuando conoces a alguien en un bar o en una fiesta de amigos.

¿Y qué me puede contar de su experiencia personal con Happn?

Bueno, aún estoy soltera (risas), pero he conocido gente gracias a Happn, gente muy interesante. Hay historias muy divertidas, pero viajo demasiado, nunca estoy en casa, entonces es complicado.

¿Conoces alguna historia de amor exitosa gracias a Happn?

Creo que el ejemplo número uno es este: uno de los fundadores de Happn conoció a su novia gracias a su aplicación. Entonces una broma recurrente en la compañía es que él tuvo que construir Happn para encontrar su novia. El 10% de los empleados de Happn tienen novia o novio gracias a su herramienta de trabajo. Es nuestro trabajo, quiero decir, nosotros tenemos que usar Happn todo el tiempo. Debemos revisar y actualizar Happn frecuentemente. Entonces, en teoría, ninguno de nosotros estaba buscando a nadie. Eso demuestra que, como pasó en nuestro caso, cualquier usuario puede sorprenderse y decir: wow, este chico es como lindo; y, luego, empezar a hablar. Y recibimos miles de mensajes a diario de personas que nos agradecen. La idea de conectarte con gente en un radio tan cercano les encanta. Es como la vida real.

Algunas personas piensan que este tipo de aplicaciones de citas, como Happn, son para perdedores. ¿Qué opina de eso?

Creo que esta percepción está cambiando mucho. Lo que estás describiendo es muy cierto si uno habla de páginas web de citas porque estos websites hacen que pierdas mucho tiempo en Internet. En vez de dejarte vivir tu vida y, realmente, permitirte conocer gente, te ponen frente a un computador, al frente de una pantalla… chateando por toda la eternidad. Con una aplicación como Happn la cosa es distinta. Tú tienes la app en el bolsillo, entonces no pierdes tiempo, no eres un “perdedor del tiempo”. Puedes, de hecho, aprovecharlo: cuando vas en el bus, o haces una fila, revisas Happn y listo. Happn funciona pasivamente, funciona desde el bolsillo, simplemente registrando con quien te has cruzado.

Ahora, si vas a una fiesta, debes ir a hablar con quien quieres hablar, no tienes por qué usar Happn. Happn es importante al otro día, por si no alcanzaste a pedir datos de contacto o no te atreviste. Yo no estoy activamente buscando a alguien. Simplemente, tengo Happn en el bolsillo y cuando estoy curiosa y tengo tiempo, reviso quién me he cruzado durante el día. O si quiero encontrarme de nuevo con alguien y no lo conozco bien, digo: “vamos a ver si está en Happn”. En la vida real no sabemos a quién vamos a conocer, Happn te ayuda con las sorpresas.