16 de septiembre del 2019
17 de Septiembre de 2015
Por:
Redacción Credencial

Marianna Piotrowska, de 27 años, se inventó hace tres el Festival de Música Sacra en Bogotá. Vivió en España cuatro años y viajó en Semana Santa por Sevilla, Segovia y Toledo. Al volver, descubrió que Colombia estaba "corta en actividad". A la Semana Santa criolla, pensó, le hacía falta beber de la tradición musical religiosa del mundo. Así, que, en el 2012, justo para el cumpleaños número 50 del Concilio Vaticano II, Marianna fundó el festival que este año tendrá conciertos de distintas agrupaciones hasta el 4 de octubre, en la capital.

Un festival para el "espíritu"

"Algunas personas se acercan al festival por intereses culturales. Otros sí por intereses religiosos", afirma Marianna. "La música sacra es para el espíritu", agrega ella, quien es violonista desde niña. Aunque estuvo a punto de irse a vivir a Canadá para explotar su talento musical, la vida terminó llevándola a trabajar en la música, pero desde esta esfera. Nos visitó en Credencial, en medio del trajín que vive por estos días con su Festival.