23 de septiembre del 2019
Cortesía
20 de Septiembre de 2017
Por:
Redacción Credencial

La cantautora española, conocida por el grupo Presuntos Implicados, lanzó el octavo trabajo discográfico de su carrera como solista. El disco, titulado Los hombres sensibles, cuenta con la colaboración de un cuarteto vocal y 11 artistas, dentro de los que se encuentran Víctor Manuel, Dani Martín, Pedro Guerra, Antonio Carmona, Teo Cardalda, Carlos Goñi, David de María, David San José y el colombiano Chabuco.

TAGS: Música

Sole Giménez, bendita entre los hombres

Este trabajo discográfico tiene únicamente colaboraciones masculinas. ¿Por qué decidió hacerlo así?

 

No fue una decisión a priori. El disco me llevo hasta ahí. Empecé consultando a grandes amigos musicales, a los que admiro muchísimo, y les propuse ayudarme a componer canciones nuevas para un disco. En ese proceso, al final resultó que todos eran hombres. Así es la vida, te lleva hasta cosas inciertas.

 

¿Y cree que aportó algo especial el hecho de que solo fueran hombres los colaboradores?

Una visión particular de la sensibilidad de ellos. Quiero pensar que son hombres que han cultivado su sensibilidad a lo largo de los años y que han sabido trabajarla para exteriorizarla a través de la música.

 

Un colombiano está dentro de esos colaboradores. ¿Cómo le fue trabajando con Chabuco?

Fue fantástico. Chabuco y yo coincidimos en Colombia, y quedamos encantados cada uno con el trabajo del otro. Desde ese momento decidimos que teníamos que buscar la posibilidad de colaborar, y al ver la forma que estaba tomando el disco me pareció muy oportuno llamarlo. Además, Detrás de un piano, la canción que hicimos, es particularmente hermosa. 

 

En su carrera artística usted ha compuesto las letras de sus canciones. En este disco los colaboradores intervinieron las composiciones. ¿Cómo le fue con eso?

Yo esta vez quería no solo tenerlos en la música sino en la letra. Me parecía que podía ser más enriquecedor. Partimos de esa base. Ellos no solo iban a hacer voces porque es un disco basado en la amistad, y haber decidido llamar a las personas que admiro no solo se trataba de escogerlos a la carta, como si fueran cualquier producto. Primero los llamaba como autores.

 

La composición es el sello del disco. ¿Cuál es la diferencia entre cantar y componer?

Las canciones que escribo siempre producen dentro de mí una cantidad de emociones que van ocurriendo a lo largo de la vida. Una manera de exorcizar los fantasmas es hacer canciones. Siempre le digo a la gente que es muy bueno que escriba y que cante. Hay un refrán español que dice: “El que canta a su mal espanta”. Si simplemente las cantas, eso no pasa.

 

Lleva más de 30 años haciendo música. ¿Con qué desafío se ha encontrado en estos últimos años?

He venido trabajando sola durante 9 años. Haciendo mi camino y levantando un edificio musical, que no es fácil levantar y menos en esta época donde hay una serie de características que no son las que están de moda, ni soy una mujer de 20 años ni nada de eso. No es fácil pero tampoco imposible. Muchas veces la descentralización nos deja a los artistas una serie de estancamientos que no son fáciles de sobrellevar, y el reto frente a esta nueva forma de distribución de la música y a las modas que van apareciendo es un fuerte al que uno se enfrenta cuando lleva más de 30 años en la profesión.

 

Sigo esperando la lluvia es una de las pocas canciones que canta usted sola. Con la letra de esa canción pareciera que anhelara algo que aún no ha llegado en su vida. ¿Qué es?

Es una canción llena de esperanza. Más allá de querer algo, es demostrar que, a pesar de las dificultades, lo bueno puede llegar. Con la letra quiero decirle al mundo que hay que dejar que la vida nos sorprenda.

 

¿Por qué decide combinar tantos ritmos musicales en este disco?

Yo no me cierro a nada. Hay blues, chacarera, bolero, balada, rumba, etcétera. Lo bueno es no encasillarse; no tener un sitio fijo donde estar da mucha libertad, y eso es lo que siempre he buscado con la música. 

 

¿Hay algún mensaje en particular que quiera transmitir con este trabajo discográfico?

Que la música tiene que tener una profunda belleza. Es lo que hemos tratado de tener en cada una de las canciones, que estén impregnadas de belleza y de emociones. De lo contrario, la música se convierte en algo superficial que nunca nos acabaría de llenar. Tanto mis compañeros como yo llevamos muchos años tratando de hacerlo con nuestras creaciones. 

 

¿Cuánto duró la realización de este disco?

Fueron 11 artistas y un grupo vocal de Valencia, España, los que se involucraron en esto. Había que llamar a uno por uno. El proceso de composición duró más de un año; y el de elaboración, 4 meses.­­

 

 

*Publicado en la edición impresa de agosto de 2017.