16 de septiembre del 2019
23 de Octubre de 2015
Por:
Redacción Credencial

La cantante británica lanzó el primer sencillo de su álbum ‘25’ en medio de una ola de amor tan histórica como sus éxitos en Billboard. 

TAGS: Música

La nueva Adele

Las galerías de los periódicos del mundo se llenaron de fotos que mostraban su “insólito cambio”, su “cambio radical”. Adele, quien durante años había sido la representación de lo que ella misma llamó “mujeres reales”, estaba, de pronto, mucho más delgada. La niña que nació en Tottenham, Inglaterra; que fue criada por una madre soltera; que gracias a una voz arrolladora se convirtió en la primera mujer en la historia en situar tres sencillos entre las primeras 10 posiciones de la lista ‘Billboard Hot 100’, no necesitó ajustarse en una figura esbelta, dentro de un vestido tallado, para lograrlo. No, ella era grande, “gorda”  y exitosa. Hasta que apareció “flaca”.

Eso tituló la prensa y los tuiteros especularon. Algunos celebraron su nueva figura y otros afirmaron que había cedido a las presiones de una industria musical que vende más mujeres delgadas que discos. Hoy, que lanza ‘Hello’, el primer sencillo de su nuevo álbum, ‘25’, unos pocos comentan sobre lo mismo.

Sus seguidores esperaron 3 años desde ‘Skyfall’, su último video (producido para la última película de la saga de James Bond) antes de lanzar ‘Hello’. La canción y Adele son tendencia universal en Twitter en medio de una ola de amor que es tan histórica como sus ‘hits’ en Billboard. Son más los comentarios sobre el video, sobre lo que dice, sobre su voz, que sobre su aspecto. Aunque también existen, no son los protagonistas. Debe ser porque sus seguidores sienten lo mismo que Xavier Doland, el director del video, quien le dijo a la BBC que estaba “psicológicamente destruído, arruinado y ocultando una emoción que era evidente”, la primera vez que la vio cantar ‘Hello’ frente a él. O porque la leyeron en la revista People, cuando dijo que su dieta tenía que ver con razones de salud, pero que seguía siendo tan real como siempre. O porque agradecen su sinceridad. La que demostró en la carta que acompañó el lanzamiento del disco. “Me estoy arreglando conmigo misma”, dijo. Y el mundo le cree.Pero cómo no. Si ella ha sido inspiradora y el anuncio de su cambio de look arrebató en ese momento muchas esperanzas. Años atrás, un amigo suyo subió alguna de sus canciones a My Space y, por accidente, Richard Russell, un productor musical, la escuchó. Entonces le puso una cita que terminó siendo la primera oportunidad en la industria para ella, con el sello XL Récords, que ni conocía antes de ese encuentro. Luego empezó a saltar de un sello discográfico a otro, hasta que en 2010 se ganó un Premio Grammy como Mejor Nueva Artista y otro como Mejor Interpretación Vocal Femenina. Después, lanzó su álbum ‘21’, y con él se volvió famosa en el mundo entero.