19 de octubre del 2017
Foto Estéreo Picnic | Camilo Baez
17 de Marzo de 2017
Por:
Catalina Barrera

Además de presentar a grandes artistas internacionales, el Festival Estéreo Picnic, que se llevará a cabo entre el 23 y 25 de marzo, ha sido una plataforma para impulsar a los nuevos artistas nacionales. Novedades de esta octava edición.

Estéreo Picnic: el trampolín de los artistas colombianos

“En Colombia se ve lo internacional como algo mejor que lo nuestro, y eso ha cambiado en los últimos años gracias a propuestas como Estéreo Picnic”, asegura Juliana Ronderos, integrante de Salt Cathedral, la banda que debutó en el Festival hace un año.

Varios artistas nacionales, que han sido parte del line-up del Festival, han concluido que el evento es un trampolín hacia nuevos escenarios musicales. Por lo mismo, algunos han participado en más de una edición. 

El primer Festival Estéreo Picnic (FEP) se llevó a cabo en 2010, gracias a la iniciativa de un grupo independiente de promotores que pretendían unir en un solo evento rock, electrónica, pop y reggae, entre otros géneros musicales. Luego de siete años, el FEP se ha transformado en una experiencia de la dimensión de eventos como Coachella y Lollapalooza.

La curaduría ha sido fundamental en la reputación del certamen como descubridor de talentos. Desde Bomba Estéreo hasta Monsieur Periné, muchas bandas nacionales ahora son reconocidas internacionalmente. “Buscamos que los locales no sean solo un relleno sino representantes reales de los artistas emergentes”, asegura Eugenio Chahin, vocero de prensa del Estéreo Picnic, quien añade que las productoras T310 y Absent Papa también se han encargado de expandir los talentos a otros festivales de la misma casa.

Cada año, la presentación del line-up oficial es un evento que acapara la atención de los fanáticos. Artistas de talla internacional, como Red Hot Chili Peppers, The Weekend, Kings of Leon, Calvin Harris o Matisyahu, entre otros, han pasado por la tarima de Estéreo Picnic. Los nacionales, por su parte, hacen lo suyo por ganar la atención, incluso con el riesgo de recibir las críticas y el abucheo de los asistentes. Es, como dicen ellos mismos, parte del oficio: someterse al escrutinio del público.

Según Juan Correal, integrante de La Tostadora, banda que participó en 2015, el FEP sirve “para tocarle a nuestra gente mientras estamos acompañados de artistas internacionales. Así demostramos en qué estamos como proyecto y como industria”. 

Andrés Torro, de la banda Oh’laville, conformada por cuatro bogotanos apasionados por el rock, habla así de su primera presentación: “Ese momento hizo parte de una cadena de eventos que permitió que nuestra música empezara a circular con frecuencia en la radio pública y comercial”. 

Este año el trampolín será para 23 artistas nacionales que se presentarán durante los tres días del Festival. Bandas como Los Hotpants, Seis Peatones, Nanook y el último esquimal, Ságan, Popstitute, Ali A.K.A. Mind, Álvaro Buendía y Los Makenzy tienen la fe puesta en que un buen espectáculo les permita pisar fuerte en la industria de la música.

 

La cuota internacional

Deadmau5, Martin Garrix, Wiz Khalifa asoman como las principales figuras de esta octava edición. Pero el resto no son menos atractivos: The Weekend, Justice, The XX, Rancid, Cage The Elephant, G-Eazy, Glass Animals, Bob Moses, Damian Lazarus, AJ Dávila, The Strokes, Flume, Two Door Cinema Club, Caribu, Silversun Pickups, Claptone: Immortal Live, Vance Joy, Catfish and The Bottlemen, Sublime With Rome, Richie Hawtin, Gus Gus, Quantic, Chancha Via Circuito y Mateo Kingman.

 

 

*Publicado en la edición impresa de febrero de 2017.