23 de septiembre del 2019
Cortesía
23 de Septiembre de 2016
Por:
Catalina Barrera

Esteban Mateus, mejor conocido como “Esteman”, está nominado este año a los Grammy Latinos en las categorías de Mejor Nuevo Artista y Mejor Álbum Alternativo. ¿Qué ha cambiado en su vida desde “No te metas a mi Facebook” hasta hoy?

Esteman no es el mismo de antes

¿Cómo nace el titulo ´Caótica Belleza’ de su segundo trabajo discográfico?

 

Encierra muy bien lo que soy como artista y lo que es este disco, porque es caótico en el buen sentido de la palabra, tiene muchas caras y mundos diferentes que se relacionan al final en una voz y una forma de escribir. Además, siempre he estado interesado en no centrarme en tener una misma identidad y que la gente piense que soy únicamente algo, sino que realmente puedan verme como un artista camaleónico que viaja de un lado a otro. Entonces, con este disco pasa eso, hay canciones que son muy románticas y se puede pasar a canciones con una onda mucho más disco o con significado social.

 

¿Qué es lo mejor de trabajar con Natalia Lafourcade?

 

Era un sueño que se hizo realidad porque a Natalia la admiro desde sus inicios. Ha sido un referente en mi música, un ejemplo no solo musicalmente sino en la manera en la que ella se relaciona con su público y lo que transmite. Cuando nos conocimos, hace 4 años, hubo una química instantánea. De entrada nos hicimos amigos y con el paso del tiempo tuve la oportunidad de cantar junto a ella en diferentes escenarios. Me invitó a un show en Nueva York y a un concierto en Colombia hace varios años. Después empezamos a ver qué proyecto podríamos adelantar juntos. En ese momento ella hacía su disco Hasta la raíz y yo estaba creando Caótica belleza y tuve la oportunidad de proponerle esta canción. Luego de exponerle el tema, Natalia se vio muy interesada, me dijo que la canción era muy poderosa. Fui afortunado de estar con una persona que lo entrega todo y que tiene tanto talento y dedicación con lo que hace.

 

 

El video está grabado en dos ambientes muy diferentes. ¿Qué relación puede existir entre México y Boyacá?

 

Más allá de la relación de paisajes, es un video que habla mucho de la identidad latinoamericana. Me hubiera gustado llevar este video por diferentes lugares de Latinoamérica pero como la canción es un himno, lo que queríamos era unir personas diferentes que hicieran parte del proyecto. Hicimos una convocatoria de fans en México, invité a diferentes artistas que se encontraban allí y acá en Colombia. De cualquier manera, lo que queríamos era mostrar la relación que tenemos con nuestras tierras y con el lugar del que venimos. No escogimos Boyacá y México porque se parecen sino por ser lugares que hacen parte de lo que yo llamo “un gran país” que es Latinoamérica.

 

Está nominado en dos categorías en los Grammy Latinos de este año: Mejor Nuevo Artista y Mejor Álbum Alternativo con su producción Caótica Belleza. ¿Cuáles fueron los retos en el proceso de construcción de este álbum?

 

Es un álbum que tiene casi dos años de trabajo con tres productores diferentes, entre ellos Juan Pablo Vega, Mauricio Rengifo y Andrés Rebellón. Se grabó en diferentes lugares. Algunas de las sesiones rítmicas las hicimos en Los Ángeles, unas voces las grabamos en México, un arreglo de cuerdas para la canción Caótica belleza lo hicimos en Miami y el resto en diferentes estudios en Bogotá. Es un álbum que tiene también el objetivo de no dejar ninguna canción puesta ahí porque sí, sino como una película en donde hay un inicio y un final. Busqué que las canciones se unieran para contar una historia. Por otro lado, fue un siguiente paso darme la oportunidad de hablar de temas de los que no había hablado en el primer álbum, que fue algo mucho más genuino. Este es un poco más diciente y con temas que hace un tiempo no me atrevía a tocar.

 

 

Desde “No te metas a mi Facebook” hasta hoy, ¿qué vale la pena resaltar en su proceso de cambio?

 

Ha sido un proceso muy sincero, he sido muy honesto con lo que soy como persona y artista y lo que he querido transmitir en cada momento. Más allá de un proceso de cambio creo que ha sido un proceso de transformación y de evolución. Recuerdo que cuando empecé, si bien No te metas a mi Facebook se dio a conocer como mi primera canción, esa no fue la primera que escribí. Tenía muchas más antes que lancé después. Pero tanto esa canción como otras de esa época hablaban mucho de Esteman como álter ego y respondían a los pedidos de la industria, pero a medida que fue pasando el tiempo, ese personaje que en un principio no hablaba tanto de sí mismo fue transformándose mientras se quitaba las capas como una cebolla. Poco a poco empecé a hablar más de mi vida con un discurso que cambiaba de lo colectivo a lo privado.

 

¿Esteban Mateus se identifica con algún artista?

 

Me identifico con bastantes artistas muy diferentes entre ellos. Desde mis inicios, estaba muy marcado por la música que oían mis padres. Canciones de los años sesenta tanto en inglés como en español. Algunos temas que venían de Francia en los setentas, el bolero latinoamericano pero también mucha música de artistas fuertes de los ochentas en la época en la que nació el pop con Michael Jackson, por ejemplo. Pero también fui adquiriendo gusto personal por bandas como Aterciopelados, Julieta Venegas, Babasónicos, Café Tacuba entre otros latinoamericanos que tenían una identidad muy clara frente a sus raíces. Por otro lado, hay cantantes que para mí tienen o tenían una identidad artística interesante no solo en lo musical sino en la puesta en escena como David Bowie. Yo creo que es un collage artístico de diferentes lugares y épocas.