23 de septiembre del 2019
Fotografía PAP, cortesía.
22 de Agosto de 2016
Por:
Catalina Barrera

Grandes directores de cine como Stanley Kubrick  y William Friedkin han utilizado las obras del compositor y director de orquesta clásica, Krzysztof Penderecki. Este año será el invitado especial para dirigir la Orquesta Filarmónica de Bogotá dentro del marco del Festival de Música Sacra de Bogotá. Revista Credencial habló con el.

TAGS: Música

El compositor de música clásica más importante del mundo dirige en Bogotá

¿Cuál es su relación con la música latinoamericana y particularmente la colombiana?

 

Desde muy temprano empecé a visitar América del Sur, particularmente Venezuela y Argentina. Fui por primera vez a Venezuela en 1968 y continué mis visitas durante muchos años en relación con “El Sistema”, del maestro José Antonio Abreu, un método de educación juvenil muy interesante porque usa la música como herramienta para el mejoramiento social e intelectual. Pero a Colombia sólo había venido una vez durante una gira con la Orquesta de Cámara de Lituania. Por eso es emocionante volver y, además, hacerlo con el Festival de Música Sacra. También he estado en Uruguay, Brasil, y recientemente en Perú. Esta vez llego a Bogotá inmediatamente después del concierto en Buenos Aires, así que llegaré con muchas ganas.

 

Su estilo compositivo es particularmente reconocible por sus obras atonales que no son fáciles de escuchar. Es un estilo brusco que puede llegar a ser desagradable para el oído humano, ¿cómo logra que sus obras sean agradables?

 

Mis primeros trabajos, como “Threnody”, dedicado a las víctimas de Hiroshima; “Polymorphia”, y “Fluorescences” son muy conocidos. Pertenecen al comienzo de mi carrera, a finales de 1950 y principios de 1960, un período muy importante para la música de vanguardia, cuando verdaderamente se componía, aun cuando estábamos detrás de una cortina de hierro. Desde entonces, he creado una nueva notación musical que continué usando hasta mediados de la década de 1960 y que me ha funcionado muy bien. Creo que el éxito ha sido la respuesta de la gente con mis obras y lo que han significado en la historia. Por ejemplo, después del período de vanguardia, hice “La pasión de San Lucas”, que abrió una nueva era en la música en 1960. El primer festival de música contemporánea “Otoño de Varsovia” fue fundado en Polonia en 1956 y hoy en día sigue siendo el más importante de música de vanguardia. En la Europa de hoy, la música de 1960 se escucha en todas las salas de conciertos.

 

Su composición musical “Polymorphia" fue elegida para largometrajes como “El Exorcista” y “El Resplandor”, ¿cuál cree que es la magia de esta obra?

 

Muchos de mis trabajos se utilizaron en bandas sonoras de diferentes películas. Pero he encontrado “El Resplandor”, de Stanley Kubrick, particularmente interesante por la sincronización de la obra con la secuencia.

 

Con motivo del Festival de Música Sacra de Bogotá, ¿cómo puede esta música ayudarnos a entender la historia universal?

 

En los siglos XX y XXI no sólo he escrito música relacionada con la historia de esa época, mi música sacra está escrita para los oyentes de hoy en día.

 

En esta quinta edición del Festival de Música Sacra de Bogotá dirigirá la Orquesta Filarmónica de Bogotá, ¿qué melodías vamos a poder disfrutar?

 

 “El despertar de Jacob”, el concierto para piano "Resurrección" y la Sinfonía nº 2 "Navidad". “El despertar de Jacob” lo tomé de la Biblia, es una cita del sueño de Jacob.

Empecé a escribir el concierto “Resurrección” antes del 11 de septiembre y lo completé después de los trágicos eventos en Nueva York. La pieza fue estrenada en el Carnegie Hall de Nueva York el 9 de mayo de 2002. Mi sinfonía “Navidad” quedó comisionada por la Filarmónica de Nueva York y la primera actuación fue en virtud de Zubin Mehta, director musical vitalicio de la Orquesta Filarmónica de Israel, el 1 de mayo de 1980. Es una de mis sinfonías más representativas. Espero con interés trabajar con la Orquesta Filarmónica de Bogotá.