22 de septiembre del 2019
Archivo particular
6 de Diciembre de 2016
Por:
Redacción Credencial

El escritor y colaborador habitual de National Geographic Historia presentó su más reciente novela, Canción de cuna de Auschwitz, que gira en torno a las vidas de miles de gitanos que, tras una orden de diciembre de 1942, fueron enviados a los campos de concentración. Revista Credencial habló con él.

“El genocidio gitano fue olvidado”: Mario Escobar

Como escritor ha tenido éxito con sagas como Ione y Misión Verne. Ni hablar de la biografía del papa Francisco. Sin embargo, también es historiador y ensayista. ¿Cuáles son los géneros que más disfruta escribir?

Me gusta escribir diferentes géneros, pero los que más disfruto son las novelas históricas. En estas puedo reunir mis dos pasiones: la literaria y la histórica. Comencé a amar la Historia gracias a grandes novelistas, como Gore Vidal y Marguerite Yourcenar. Creo que es una buena forma de aprender y disfrutar al mismo tiempo.

 

Muchas son las películas y las biografías alrededor del campo de concentración de Auschwitz. Sin embargo, el exterminio de gitanos parece haber sido opacado por la Historia. ¿Cuál cree que es la razón?

Aunque las cifras varían, en Auschwitz murieron más de 20.000 gitanos, pero fueros varios cientos de miles más en otros campos en el llamado “exterminio por balas”. La realidad es que este genocidio fue olvidado. Seguramente por el trauma que supuso la propia guerra, pero sobre todo por la marginación que sufría el pueblo gitano. Ellos no tenían un Estado que les apoyara ni gente culta o poderosa que defendiera sus derechos.

 

>>Le puede interesar: “La memoria no existe. Es un producto de la imaginación”: Santiago Roncagliolo

 

¿De qué dato o imagen comenzó la construcción de Canción de cuna de Auschwitz?

Al conocer a Miguel Palacios, el presidente de la Asociación para la Memoria de Genocidio Gitano en España, le pedí que me contara algunas historias de gitanos que sufrieron la persecución. Fue Miguel el que me descubrió la historia de Helen Hannemann y su familia. Después pedí información al Archivo de Auschwitz e hice un viaje al campo unos meses más tarde.

 

¿Qué tan difícil resultó recrear la realidad del campo gitano con la escasez bibliográfica?

Fue muy difícil, sobre todo al describirla por los ojos de una madre y una mujer. Algunos testimonios de supervivientes me ayudaron a recrear el ambiente en el Campo Gitano y lo que sucedía en el día a día.

 

¿Qué imagen o recuerdo tiene hoy Alemania de personas como Helene Hannemann, protagonista de la historia, que padecieron el horror de los campos aun siendo arios? ¿Hay algún registro?

El pueblo alemán ignora lo que hizo Helene Hannemann, su historia ha pasado desapercibida por más de 70 años. No todos los alemanes eran nazis ni todas las víctimas judías. Debemos hablar de estas excepciones, que lograron paliar en algo la barbarie de los nazis.

 

Su novela habla de una guardería en pleno campo de concentración, algo que parece una imagen ficticia. ¿Qué tanta información encontró sobre su funcionamiento?

Lo cierto es que el Archivo de Auschwitz ha conservado algunos papeles sobre el funcionamiento de la guardería, la dotación que tenía. También, que la propuesta fue del doctor Mengele y sobre Helen Hannemann y sus colaboradoras.

 

¿Qué tanto se sabe de la relación de Helen con el doctor Mengele, recordado por sus atroces experimentos con niños?

Se ha investigado mucho sobre sus experimentos, aunque apenas se ha reflejado que su primer laboratorio está en el Campo Gitano y que muchas de sus víctimas eran niños de esa etnia. Él investigaba especialmente sobre gemelos, ya que quería aumentar la fecundidad de las mujeres arias. También sobre el color del iris y el “noma”, un cáncer de piel que se daba en los niños gitanos.

 

¿Se sabe cuál fue la suerte del esposo gitano de Helen por el que ella decidió ir a Auschwitz sin tener que hacerlo?

No sabemos nada sobre la suerte del esposo de Helen.

 

¿Qué proyecto tiene en mente?

Ahora mismo estoy investigando una historia muy humana sobre la persecución de los judíos franceses, que espero que salga a la luz para el próximo año con HarperCollins.

 

 

*Publicado en la edición de junio de 2016.