22 de agosto del 2019
22 de Mayo de 2019
Por:
Redacción Credencial

Siguen existiendo mitos alrededor de las compras por internet, así como también dificultades asociadas al transporte de los productos. ¿Cómo sacarle provecho a esta tendencia? 

A un ‘clic’ de distancia

Según estimaciones de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCE), en el 2018 Colombia se ubicó en el cuarto lugar del escalafón de los mejores mercados eCommerce en América Latina, por debajo de Brasil, México y Argentina. Este sector representa el 1,5% del Producto Interno Bruto nacional. Lo más buscado en el 2018 fue moda y tecnología, seguido de las categorías de viajes y turismo (tiquetes aéreos y agencias de viajes), electrónica, hogar y deportes.

 

Así lo ratificó también el primer estudio de consumo del comercio electrónico en Colombia, realizado por el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico y la Red Nacional Académica de Tecnología Avanzada (Renata), a través del Observatorio eCommerce. La investigación, en la que participaron personas entre los 18 y 75 años de edad, demostró que las categorías de productos de mayor preferencia por parte de los consumidores en los portales de compra y pagados en línea son: moda (37%), turismo (37%) y tecnología (36%).

 

“El crecimiento del comercio electrónico en Colombia ha sido muy significativo – explica María Fernanda Quiñones, presidenta ejecutiva de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico–. Sin embargo, podría ser mucho más alto. Para lograr este objetivo, deben superarse desafíos que existen en relación con el desarrollo óptimo del comercio electrónico, como la desinformación e inseguridad que el consumidor tiene a la hora de comprar en línea”.

Las compras de bienes y servicios durante el 2017 (cifra más reciente disponible) crecieron un 14% frente al 2016, al representar más de $ 14,6 billones.

  • To Colombia

Antiguamente, para tener ropa made in USA las personas tomaban un avión a Miami para visitar a sus outlets o, si querían comprar electrodomésticos u otros productos a precios económicos, viajaban a San Andrés o a otra zona con regímenes aduaneros especiales. Ahora, a usted le basta una conexión a internet y una tarjeta de crédito para aprovechar el comercio internacional.

El primer paso es registrarse en un casillero virtual. Las empresas de mensajería y logística, como 472-2, Deprisa, Coordinadora y Aeropost, entre otras, ofrecen este servicio, que consiste en tener una dirección en Estados Unidos para que las mercancías compradas por internet en Colombia (ver recuadro con tarifas) lleguen allí y, desde ese punto, sean traídas al país. La suscripción generalmente es gratis y se hace solo una vez.

Cuando ya haya definido lo que quiere, efectúe la compra. Le pedirán sus datos o abrir una cuenta y, cuando deba llenar el campo de dirección de destino, escriba la que le asignó su casillero virtual, junto con el número de este último. Tenga presente que le pueden cobrar los gastos de envío desde el almacén hasta el casillero. Esto depende del comercio y del monto de la compra. Una adquisición de menos de US$ 50 tiene un costo de envío aproximado de US$ 7, pero, en algunos casos, cuando la compra supera los US$ 50 el envío es gratis, entonces solo se asumirá la traída a Colombia.

También existe la posibilidad de comprar a través de Amazon, que le envían directamente a Colombia. Por ejemplo, por una cámara de fotografía instantánea de US$ 49, el costo de envío es de US$ 11,31 y la tasa de importación de US$ 3,02, para un total de US$ 63,33.

 

 

Otras recomendaciones

  • Piérdale el miedo

¿Le teme a comprar por internet? No se preocupe, es normal. Por eso hay que informarse antes de tomar la decisión y asegurarse de hacerlo en páginas web reconocidas, como Amazon, MercadoLibre, Dafiti, Linio y las de los retailers Falabella, Jumbo, Grupo Éxito, Alkosto, Homecenter, entre otras.

 

  • Compare

Cada comercio electrónico tiene sus propias tarifas, y estas varían según el monto de la compra y las políticas de envío; en algunos casos este suele salir gratis. Así que es muy útil hacer una tabla comparativa, que incluya no solo el valor del producto sino el costo del envío (ver recuadro de tarifas internacionales) y el tiempo estimado de entrega. Por mencionar un ejemplo, una compra nacional de un par de zapatos de $ 60.000 tiene un costo de envío de $ 5.000 y un tiempo de entrega de 7 días hábiles.

 

  • Aproveche las promociones

Colombia ya entró en la tendencia de los días de precios especiales virtuales: existe el Hot Sale (se realizó el pasado 1 y 2 de abril), Black Friday (17 de mayo en Colombia y 29 de noviembre en Estados Unidos) y el Cyberlunes (17-18 de junio y el 21-22 de octubre).

 

  • Ojo con los tamaños y tallas

Recuerde revisar con lupa cuál es el tamaño real de los productos. Por lo general, las fotos engañan y cuesta dimensionar qué tan grande o pequeño es un objeto. Las páginas web publican las medidas y guías de tallas, así que preste atención a esto para evitar una sorpresa después. Pregúntele, si es el caso, a los asesores virtuales de que disponen en las páginas web.

 

Las siguientes compañías ofrecen el servicio de casillero virtual. Igualmente, en sus sitios web cuentan con el servicio de calculadoras de costos de envío.

 

 

 

 

 

* Estos valores no incluyen impuestos (arancel, IVA, según la mercancía), seguro y combustible.

 

*Publicado en la edición impresa de mayo de 2019.